• Inicio
  • Guía actualizada de tratamientos
  • Cuidados de soporte

Cuidados continuos: cuidados de soporte y paliación

Índice de navegación

COMPLICACIONES ORALES

La aparición de alteraciones en la boca es frecuente durante el tratamiento y algunas de ellas pueden reaparecer en la fase final de la enfermedad.
 
Las complicaciones encontradas más frecuentemente son la estomatitis o mucositis (aparición de enrojecimiento y úlceras en la mucosa de la boca), la xerostomía (sequedad de la boca), la disgeusia (alteración del sabor de los alimentos) y las infecciones o daño de piezas dentales.
 

ESTOMATITIS O MUCOSITIS ORAL

Es la inflamación acompañada o no de úlceras en la boca.
 
Causas
La estomatitis suele producirse como complicación del tratamiento del cáncer. Así, las causas más frecuentes son:

-        Quimioterapia, especialmente a altas dosis o con combinación de fármacos.
-        Radioterapia, especialmente si se asocia a quimioterapia y si la zona radiada está próxima a la boca.
-        Déficit nutricional o de vitaminas.
-        Infección (hongos, herpes…).
-        Fármacos (corticoides, antibióticos, morfina…).
 
Diagnóstico
El relato por parte del paciente de dolor, dificultad para beber y comer, sangrado por mucosas y la simple exploración del médico de la boca permiten el diagnóstico, sin otras pruebas adicionales.
 
Tratamiento
Se debería intentar prevenir su aparición con una adecuada higiene bucal y revisión del estado de la cavidad oral y las piezas dentales por un estomatólogo antes del tratamiento con quimioterapia, y evitando los alimentos ácidos o muy calientes, y los de consistencia dura y secos que pueden herir la mucosa.
 
Si aparece estomatitis se valorará:
 
-        Ajustar las dosis de radioterapia o de quimioterapia y/o retrasar la siguiente administración.
-        Utilizar medicamentos para el dolor, soluciones de anestésicos tópicos y antinflamatorios, siempre tras consultarlo con su médico y bajo su prescripción.
-        Seguir los consejos higiénico-dietéticos que se describen a continuación.

Consejos para pacientes con estomatitis:
-     Haga 6 comidas poco voluminosas.

-     Emplee un cepillo de dientes con cerdas suaves de nylon. Ablande las cerdas con agua caliente antes del cepillado, o utilice para el cepillado el dedo índice con una gasa.

-     Haga enjuagues bucales con suero salino, bicarbonato sódico 9%, alternando ambos o con tomillo, antes y después de las comidas.

-     A la hora de la comida potencie:
• La ingesta de alimentos cremosos a temperatura ambiente, triturados en la batidora y pasados por el pasapuré.
• La crema de leche, aceite, bechamel casera, mahonesa, nata líquida, queso cremoso de untar, mantequilla para suavizar y dar sabor variado a purés, caldos, cremas, flan, natillas, huevos revueltos, pudín, puré de manzana, sandía, melón.
• Use agua bicarbonatada en la cocción.

-     Evite alimentos irritantes como:
•     Ácidos: naranja, limón, kiwi, vinagre, etc.
•     Salados: embutidos, conservas, ahumados, enlatados.
•     Picantes: tomate, cebolla, ajo, pimiento, pepino.
•     Alimentos de textura granular: granos de sal, arroz, fibras de verduras, pepitas de frutas y verduras.
•     Alimentos secos y duros: frutos secos, galleta, tostada.
•     Alimentos adherentes: patata, bollería.
•     Alimentos muy calientes o muy fríos, mejor a temperatura ambiente.
•     Tabaco, alcohol.

-  Valore con su médico la conveniencia, si la estomatitis le impide comer, de asociar suplementos nutricionales, como las dietas trituradas de alto valor nutricional que son fáciles de digerir, tienen una textura suave, una preparación sencilla y rápida y una composición constante que asegura el aporte de nutrientes en pequeños volúmenes, evitando el esfuerzo del paciente por comer platos más elaborados.
 
 

XEROSTOMIA

La xerostomía es la sensación de tener la boca seca. Puede estar producida por reducción de la cantidad de saliva, exceso de evaporación de ésta (respiración por la boca, uso de mascarillas de oxígeno…), lesiones orales inducidas por la quimioterapia o la radioterapia, o por enfermedades propias de la mucosa oral.
 
Causas
Las causas más frecuentes de xerostomía se enumeran a continuación:
-        Quimioterapia (causa común).
-        Radioterapia.
-        Cirugía de la boca y/o glándulas salivares.
-        Complicaciones metabólicas (deshidratación, hipercalcemia, hiperglucemia…).
-        Tratamiento farmacológico para distintos enfermedades y síntomas que, como efecto secundario, dificultan la producción de saliva (efecto anticolinérgico) como algunos fármacos administrados para:
•     Asma, alergia y reacciones a la quimioterapia (antihistamínicos).
•     Enfermedad de Parkinson.
•     Depresión (familia de antidepresivos tricíclicos).
•     Espasmos intestinales (antiespasmódicos).
•     Otros: opiáceos, antihipertensivos, diuréticos, alcaloides de la belladona, neurolépticos.
-          Tratamiento con oxígeno domiciliario.
-          Consumo de tabaco y alcohol.
-          Respiración bucal por obstrucción o congestión nasal.
-          Enfermedades endocrinas como diabetes, hipotiroidismo…
-          Estados de ansiedad o depresión.
-          Otras enfermedades: amiloidosis, sarcoidosis, enfermedades autoinmunes como el síndrome de Sjögren…
 
Diagnóstico
No son necesarios estudios adicionales ya que, con la historia clínica y la exploración física del paciente, suele ser suficiente. Otras pruebas serán precisas si se sospechan enfermedades asociadas, para confirmar el diagnóstico de éstas y administrar el tratamiento específico.
 
Tratamiento
La saliva ayuda al proceso de la ingesta y en ausencia de la misma la alimentación se dificulta. Así mismo, es imprescindible una higiene extrema de la boca, ya que la saliva tiene una función desinfectante y en su ausencia son frecuentes las infecciones que pueden ocasionar la pérdida de las piezas dentales, la aparición de heridas, dolor y complicar aún más la ingesta.
 
Consejos para pacientes con xerostomía:
-     Mantenga la boca húmeda chupando polos de zumo de frutas, manzanilla con cubitos de hielo, caramelos de limón, trozos de piña o masticando chicle sin azúcar. Para hidratar los labios utilice bálsamos.
-     Tome abundantes líquidos y beba zumos de naranja o agua con limón ya que los alimentos ácidos son los que más favorecen la salivación, especialmente si se toman unos minutos antes de la comida.
-     Extreme la higiene de la boca. Utilice un dentífrico fluorado o gel neutro de fluoruro sódico al 1.1% para lavar la boca y los dientes después de las comidas y limpie a menudo la lengua con un cepillo dental.
-     Tome gelatinas o agua gelificada si la sequedad de boca le dificulta para masticar y para tragar la comida o los medicamentos.
-     Inspeccione la cavidad bucal periódicamente porque pueden quedar restos de alimentos o fármacos retenidos entre los dientes.
-     Potencie el consumo de alimentos:
•    Líquidos: bebidas bicarbonatadas, caldos, sopas, zumos, infusiones con limón.
•    Blandos, jugosos y lubrificados con salsas, crema de leche, helado, yogur, etc.
•    Fruta en almíbar o compota con limón.
-     Evite los alimentos:
•    secos como galletas, tostadas, patatas fritas
•    secos, duros y salados como los frutos secos
•    carnes o pescados a la plancha o parrilla
•    muy condimentados o salados
-     Si su médico lo considera apropiado, le prescribirá saliva artificial o fármacos para aumentar la salivación.
 
 

DISGEUSIA

Consiste en la percepción anormal o cambio del sabor de los alimentos que puede hacer que se perciban insípidos o con un desagradable sabor metálico o amargo. Es un problema frecuente, que afecta al 50% de los pacientes con cáncer fundamentalmente aquellos que están recibiendo quimioterapia.
 
Causas
Las causas más frecuentes de xerostomía se enumeran a continuación:
-        Quimioterapia (causa común).
-        Radioterapia.
-        Infecciones.
-        Tumores cerebrales.
-        Medicamentos como: agentes antitiroideos, captopril, litio, rifampicina, etc.
-        Deficiencia de vitamina B12 o zinc.
-        Demencia o traumatismos.
-        Tabaco y alcohol.
-        Uso frecuente de enjuages bucales con alcohol.
-        Alteraciones en las papilas gustativas por diferentes causas tumorales y no tumorales.
 
Diagnóstico
Se realiza a través de la historia clínica, ya que se trata de una sensación del paciente que no se puede objetivar.
 
Tratamiento
La forma de mitigar este sabor es a través de las recomendaciones dietéticas referidas a continuación, ya que no existen fármacos específicos para controlar este síntoma.
 
Consejos para pacientes con disgeusia:
-    Evite los olores ambientales y los lugares donde se cocina. Evite destapar recipientes con alimentos calientes delante del paciente. Emplee cubiertos y platos de plástico o loza, si predomina el sabor metálico.
-     Respete los gustos y preferencias del paciente a la hora de preparar los alimentos.
-     Sirva los alimentos a temperatura ambiente, si los caliente se concentrarán más los olores.
-     Mantenga la ventana abierta para que las corrientes de aire dispersen dichos olores.
-     Hierva la comida (de este modo se dispersa el olor) y utilice vasos de boca pequeña.
-     Enjuague la boca antes de las comidas con ¼ de cucharadita de bicarbonato o con povidona yodada diluida en un vaso de agua para enmascarar el mal sabor de boca.
-     Suplemente los alimentos con gelatinas para suavizar los sabores y endulzarlos.
-     Potencie la toma de alimentos de sabor suave si predomina una sensación desagradable al comer: queso, cremas frías, helado, batidos, yogur, cuajada, aves, pescado blanco, huevo, pasta, arroz. 
-     Potencie el sabor de carnes acompañándolas de una guarnición de setas con taquitos de jamón y ajos o el sabor del pescado con una salsa verde con ajo, cebolla y perejil. 
-     Si tiene aversión a la carne roja habitualmente debido al sabor amargo que genera la urea, los siguientes modos de cocinarla pueden favorecer su ingesta:
    con hortalizas, con vino o vinagre suave
    macerada con salsa: tomate, bechamel, mahonesa, pesto, salsa dulce
    con especias: pimienta, nuez moscada, canela, comino, azafrán
    con hierbas aromáticas: orégano, tomillo, romero, hierbabuena, albahaca, laurel, perejil, etc.
-     Evite alimentos con olores penetrantes y fuertes, como las coles y el pescado azul y cocinar aquellos alimentos que rechace el paciente.
 

4/12