• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Melanoma

Melanoma

Índice del artículo

Seguimiento

Una vez se diagnostica a un enfermo de melanoma, este debe seguir controles médicos periódicos, con los objetivos principales de detectar precozmente una recidiva de la enfermedad y detectar un posible segundo melanoma. 

La recidiva de la enfermedad puede presentarse en forma localizada o en tránsito (25% de casos), en forma de enfermedad regional (25% de casos) o a distancia (50% de casos). Los métodos más eficaces para detectar la enfermedad recurrente son la realización de la historia clínica y el examen físico, estando en estudio el valor que puede tener la realización de ecografía linfática.

Asimismo, debe enseñarse a los enfermos a realizarse controles, ya que en un porcentaje elevado son ellos mismos los que detectan la recidiva.

Por lo tanto, se deduce que la anamnesis y la exploración física son las bases del seguimiento en los pacientes con enfermedad localizada. Las pruebas de imagen y análisis sanguíneos, son secundarias y con menor índice de rentabilidad.

Para la enfermedad avanzada, el control suele ser clínico, analítico y radiológico fundamentalmente con TAC y/o PET-TAC . La periodicidad depende muchas variables, pero fundamentalmente del tipo de tratamiento y la evolución clínica del paciente, por lo tanto el seguimiento es individualizado y puede ser cada 4 meses, mensual o incluso semanal.

Item
Item

LEGAL

Aviso legal
Política de cookies
Política de privacidad