• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Melanoma

Melanoma

Índice del artículo

¿A cuántas personas afecta? ¿Hay forma de prevenirlo? Epidemiología y prevención

Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en España se diagnostican al año unos 6.179 casos nuevos al año de melanoma de piel. Es uno de los tumores que más está aumentando en incidencia en occidente, debido probablemente a los hábitos de exposición solar y quizá también a una mayor concienciación de la población que consulta más a sus dermatólogos ante aparición de lesiones en la piel.

La mejor prevención es una exposición responsable al sol. Hay que evitar la exposición prolongada sobre todo en las horas centrales del día, y usar cremas con factor protector alto en las zonas expuestas al sol (sobre todo en verano). Esto es especialmente importante en personas con piel clara y en los niños, ya que sabemos que las quemaduras solares en la infancia son uno de los mayores factores de riesgo para que aparezca un melanoma.

Existen una serie de factores de riesgo además de la exposición solar, que son:

    • Edad: puede aparecer a cualquier edad, siendo cada vez diagnosticados en edades más jóvenes, aunque algo más de la mitad se diagnostican a partir de los 55 años.
    • Sexo: es algo más frecuente en las mujeres, aunque suele tener mejor pronóstico.
    • Coloración piel y cabello: cuánto más clara es la piel, ojos y pelo, más riesgo existe de melanoma. Este riesgo es especialmente alto en personas rubias y pelirrojas. Las personas de piel oscura tienen menos incidencia de melanoma cutáneo, si bien hay mayor proporción de unos tipos más raros de melanoma, llamados acrales (ver más adelante), así como de melanomas en regiones mucosas.
    • Presencia de nevus/lunares: sólo un 20-25% de los melanomas surgen de un lunar (nevus) previo, la mayoría aparecen sobre la piel normal. A mayor número de nevus y sobre todo si son de gran tamaño y presentes desde el nacimiento (congénitos) se incrementa el riesgo de melanoma. Como prevención debemos estar alertas ante la aparición de cualquier lunar que no tuviéramos previamente, o bien algún cambio de los lunares respecto al tamaño, color, forma, textura o sangrado.

Existe una regla sencilla, el ABCDE, que resume las características de sospecha de una lesión cutánea pigmentada:

    • A: Asimetría. La lesión NO es redondeada.
    • B: Bordes. Los bordes son irregulares.
    • C: Color. La lesión presenta distintos colores, no homogéneos.
    • D: Diámetro. El tamaño de la lesión es mayor de 6 mm.
    • E: Evolución. Cualquiera de las características anteriores ha presentado cambios en el tiempo.

En esta imagen, tomada de la página web de la Asociación Española Contra el Cáncer, se describen estos signos.

Imagen 1 info melanomaFuente: https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-piel/melanoma/sintomas

    • Factores Genéticos: ver punto 3.
    • Inmunodepresión: hay mayor riesgo de tener melanoma en pacientes con leucemias, linfomas, trasplantes de órganos, infección por VIH o cualquier otra situación de inmunosupresión patológica o provocada por medicación.
Todos estos factores de prevención y diagnóstico precoz son muy importantes, ya que un melanoma detectado a tiempo tiene unas altas posibilidades de ser curado.