• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Melanoma

Melanoma

Índice del artículo

Epidemiología

En los últimos años ha existido un crecimiento exponencial de los casos de melanoma. La incidencia en España ajustada por 100.000 habitantes es de 9,7 por cada 100.000 personas (con máxima frecuencia en Marbella (17,5) y mínima en Zaragoza (3,6) para el total de población. En el registro nacional de melanoma de la "Academia Española de Dermatología y Venereología" entre el periodo de 1998 y 2011 se observó que en nuestro país el melanoma es más común en las mujeres (57,2%), con una edad media en el momento del diagnóstico de 55 años en las mujeres y 57 años en los hombres, siendo el subtipo histológico más frecuente el de extensión superficial (60%). El incremento de incidencia afecta a todas las edades y es solo superado por los cánceres de hígado y de tiroides. Esta elevada incidencia, ha generado una alarma social y médica, que obliga a tener un abordaje multidisciplinario, orientado fundamentalmente a la prevención. A pesar del aumento del número de casos, la mortalidad permanece estable, probablemente en relación con la mejoría diagnóstica y precocidad quirúrgica.

Los factores epidemiológicos y de riesgo que se han visto asociadas al melanoma son los siguientes:

1.- Edad: Puede a parecer a cualquier edad. Aunque cada vez se diagnostican en gente más joven, la mayor frecuencia se concentra en la edad media de la vida. El 41% de los melanomas se diagnostican antes de los 55 años. A partir de los 70 años son más frecuentes los melanomas nodulares y lentiginosos acrales (58%), mientras que en jóvenes, predominan los de extensión superficial (74%). También parece existir una correlación entre la edad y el grosor: los pacientes ancianos tienen un grosor Breslow mayor que los jóvenes

2.-Sexo: el melanoma es ligeramente más frecuente en las mujeres, donde predomina en extremidades inferiores y zonas de mayor exposición al sol; y en general, tiene mejor pronóstico que en los varones.

3.- Factor racial: Existe una mayor incidencia en personas rubias, pelirrojas y de ojos claros. Los pacientes de raza negra tienen una incidencia 10 veces menor que los de raza blanca, y en estos individuos las localizaciones más frecuentes son las palmas de manos, las plantas de los pies, las mucosas y los ojos, lo que señala la importancia de la pigmentación como protección frente al melanoma.

4.- Presencia de nevus: La existencia de un número elevado de nevus se correlaciona con mayor probabilidad de padecer melanoma, sobre todo si existen nevus atípicos. Los nevus congénitos gigantes también son de mayor riesgo, sobre todo si se localizan en regiones paravertebrales. No obstante, el melanoma se desarrolla de "novo" en el 75% de los casos y en el 25% se desarrolla sobre un nevus preexistente.

Los siguientes se consideran signos de sospecha en una lesión pigmentada: la asimetría (A); los bordes imprecisos (B); color cambiante (C); diámetro superior a 6 mm (D); elevaciones papulosas en la superficie del nevus (E); antecedentes familiares (F); grosor diferentes en diferentes zonas del nevus (G); presencia de hemorragia (H).

La existencia previa de un melanoma incrementa en 70 veces el riesgo de desarrollar un nuevo melanoma.

Los nevus melanocíticos congénitos o de múltiples nevus adquiridos representan también un factor de riesgo importante de desarrollo de melanoma maligno. Las personas que presentan más de 50 nevus melanocíticos comunes tienen un factor de riesgo 3 veces superior al de la población normal, y las personas que tienen más de 100 nevus tienen 7,6 veces más riesgo de desarrollar un melanoma. Los nevus melanocíticos congénitos gigantes tienen un riesgo de transformación maligna del 6% al 8%, y generalmente desarrollan melanoma antes de los 10 años de edad del paciente. Los nevus melanocíticos congénitos pequeños no parecen presentar un riesgo aumentado.
Los nevus melanocíticos atípicos son un marcador de riesgo de desarrollar melanoma. En estos casos, el riesgo de melanoma varia de 2 a 28 veces, dependiendo del número de nevus. Estos individuos deben ser vigilados de forma muy estrecha con dermatoscopia de por vida. 

5.- Factores Genéticos: siempre que hay historia familiar de melanoma, existe un riesgo hasta 12 veces superior. En la actualidad se conocen 2 genes de susceptibilidad para el melanoma: el gen CDKN2A (p16), localizado en el cromosoma 9; y el CDK4, localizado en el cromosoma 14. El 20 % de familias con melanoma, presentan mutaciones en CDKN2A. El desarrollo de melanoma familiar asociado a estas mutaciones probablemente representa menos del 1% de los casos de melanoma.

6.- Luz solar y situación demográfica: existe una relación directa entre la exposición solar y la incidencia de melanoma, por lo que es más frecuentes en zonas cercanas al ecuador. Sin embargo, para considerar la relación luz solar- melanoma, es necesario que el paciente haya tenido res o más quemaduras solares, con ampollas, antes de los 20 años. Tampoco existen dudas de que la radiación ultravioleta es un factor de riesgo para los nevus y melanoma. Todas las longitudes de onda tienen peligro, pero especialmente las que están entre 290-320 nm. Las personas que usan bronceado artificial con camas UVA reciben el doble de irradiación que aquellas que se exponen a luz solar en la playa al mediodía y en verano. También hay mayor prevalencia entre aquellas personas que tienen exposiciones solares intermitentes e intensas.

7.- Inmunodepresión: hay mayor riesgo de tener melanoma en pacientes con leucemias, linfomas, trasplantes de órganos, infección por VIH o cualquier otra situación de inmunosupresión patológica o medicamentosa.

Factores que aumentan el riesgo de desarrollar melanoma
Aumentan mucho

Número elevado de nevus 
Presencia de nevus atípicos en pacientes con antecedentes familiares de melanoma (2)
Lesiones pigmentadas con cambios clínicos

Moderadamente aumentado Historia previa de melanoma 
Historia familiar de melanoma 
Nevus atípicos sin historia familiar de melanoma fototipo de piel clara
Discretamente aumentado

Quemadura solar fácil, sin pigmentación 
Lentigos  múltiples
Inmunosupresión por trasplante 

 

Item
Item

LEGAL

Aviso legal
Política de cookies
Política de privacidad