• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Cáncer de Próstata

Cáncer de próstata

Índice de navegación

Métodos diagnósticos 

  • Tacto rectalTacto rectal: Consiste en un examen del recto mediante el cual el médico inserta un dedo dentro de un guante lubricado en el recto y palpa la próstata a través de la pared rectal en busca de nódulos o áreas anormales. La glándula prostática se encuentra inmediatamente delante del recto, y la mayoría de los cánceres comienzan en la parte posterior de la glándula, lo que se puede palpar durante un examen del recto. Este examen es incómodo, pero no es doloroso y lleva muy poco tiempo realizarlo. Debe valorarse el tamaño, la consistencia y la movilidad de la próstata. Generalmente el cáncer se localiza principalmente en la zona periférica de la glándula así que puede ser fácilmente palpable. Un tacto rectal sospechoso es indicación de biopsia, independientemente de los niveles de PSA.
  • Determinación de los niveles en sangre de PSA: Prueba de laboratorio que mide las concentraciones de este marcador en sangre. Es una sustancia producida específicamente por la próstata que se puede encontrar en mayor cantidad en la sangre de los hombres que tienen cáncer de la próstata. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los niveles de PSA también se puede elevar en una infección o una inflamación de la próstata como la hiperplasia prostática benigna (aumento de tamaño de la próstata de origen no canceroso). Hay mucha controversia acerca de la conveniencia o no de realizar la prueba de PSA de manera rutinaria en la población general para la detección precoz a partir de los 50 años, sin embargo en pacientes con criterios de riego para desarrollar la enfermedad (aquellos con historia familiar o portadores de mutación en genes de predisposición) si es recomendable hacer una determinación periódica acompañada de un tacto rectal a partri de los 40-45 años.
  • Biopsia prostática guiada por ecografía transrectal (EcoTR): La EcoTR es un procedimiento que consiste en insertar en el recto una sonda que tiene aproximadamente el tamaño de un dedo para examinar la próstata. La sonda emite ondas sonoras en el recto que rebotan en la próstata y crean ecos que son captados por la sonda. Un ordenador convierte el patrón de ecos en una imagen blanca y negra de la próstata. El procedimiento sólo dura unos minutos y provoca algo de presión durante la introducción de la sonda en el recto, pero usualmente este procedimiento no causa dolor. La ecografía transrectal no se usa como prueba de detección precoz del cáncer de próstata, ya que a menudo no muestra el cáncer precoz o incipiente. Para realizar la biopsia guiada con EcoTR se utilizará anestesia local y se realizará de zonas sospechosas o de forma estandarizada de la base, zona media y apical de ambos lóbulos, se toman entre 8 y 12 muestras (cilindros), sobre todo si la glándula está muy aumentada de tamaño. 
  • RNM pélvica multiparamétrica: Procedimiento en que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de fotografías detalladas de zonas internas del cuerpo. Puede ser útil para localizar el tumor primario y valorar la extensión locorregional (afectación extracapsular e invasión de las vesículas seminales). También se utilizará en los pacientes que precisen segunda biopsia por elevación persistente de PSA. 

5/11