• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Cáncer de Próstata

Cáncer de próstata

Índice de navegación

¿Es posible prevenir el cáncer de próstata? 

  • Los tomates (crudos, cocidos o productos que contienen tomate como salsas) y las sandías tienen un alto contenido de licopenos. Estas sustancias son antioxidantes que ayudan a prevenir el daño al ADN. Algunos estudios preliminares sugieren que los licopenos podrían ayudar a reducir el riesgo de cáncer de próstata, aunque un estudio más reciente no encontró asociación entre los niveles sanguíneos de licopeno y el riesgo de cáncer de próstata. Las investigaciones sobre el tema continúan.
  • Para estudiar los posibles efectos del selenio y la vitamina E en el riesgo de cáncer de próstata, varios investigadores llevaron a cabo un estudio llamado Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial (SELECT). En este estudio clínico, alrededor de 35.000 hombres fueron escogidos al azar para tomar uno o ambos de estos complementos o bien un placebo. Después de un promedio de cinco años de uso diario, ninguno de los complementos demostró una reducción del riesgo de cáncer de próstata.
  • Varios estudios actualmente buscan los posibles efectos de los derivados de la soja (isoflavonas) en el riesgo de cáncer de próstata, aunque parece que su ingesta podría reducir la incidencia de cáncer de próstata.
  • En un estudio que se realizó en hombres con alto riesgo de desarrollar cáncer de próstata, la administración del fármaco Finasteride consiguió reducir un 25% el riesgo de cáncer de próstata comparado con un placebo. Sin embargo, este medicamento causa efectos secundarios como descenso del apetito sexual e impotencia. Por otra parte, mejora los síntomas urinarios asociados a la hiperplasia prostática. También se observó una mayor tasa de tumores de alto grado (que tienen peor pronóstico) en los pacientes que tomaron el fármaco dentro del estudio. Con todo ello, no se puede recomendar el uso de este fármaco de forma estándar hoy en día como agente preventivo. 
  • Algunos ensayos preclínicos realizados en modelos celulares o animales, evidencian que el uso de estatinas inhibe el desarrollo del cáncer de próstata. Actualmente se están llevando a cabo estudios clínicos para validar su utilidad como agente preventivo. 
  • En cuanto a si la metformina pudiera reducir el riego de cáncer de próstata, los datos son contradictorios y necesita mayor investigación. 

3/11