• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Tumores torácicos - Mesotelioma

Cáncer de pulmón - Mesotelioma

Índice del artículo

Investigación 

Los médicos y científicos siempre buscan mejores maneras de tratar a los pacientes con mesotelioma.

Un ensayo clínico es una manera de probar un nuevo tratamiento para demostrar que es seguro, efectivo y posiblemente mejor que un tratamiento estándar.

El ensayo clínico puede ser la evaluación de un medicamento nuevo, una nueva combinación de los tratamientos existentes, un nuevo enfoque a la radioterapia o cirugía, o un nuevo método de tratamiento o prevención. Los pacientes que participan en los ensayos clínicos se encuentran entre los primeros en recibir nuevos tratamientos antes de que se encuentren ampliamente disponibles. Sin embargo, no hay garantía de que el nuevo tratamiento sea seguro, eficaz o mejor que un tratamiento estándar.

Los pacientes deciden participar en los ensayos clínicos por muchos motivos. Para algunos pacientes, un ensayo clínico es la mejor opción de tratamiento disponible. Debido a que los tratamientos estándar no son perfectos, los pacientes suelen estar dispuestos a enfrentar la incertidumbre de un ensayo clínico con la esperanza de un mejor resultado. Otros pacientes son voluntarios para los ensayos clínicos porque saben que la búsqueda de nuevos medicamentos y otras terapias son la única manera de avanzar en el tratamiento del mesotelioma. Incluso si no se benefician directamente de los ensayos clínicos, su participación puede beneficiar a futuros pacientes con mesotelioma.

A veces, los pacientes tienen la preocupación de que, al participar en un ensayo clínico en que pueden no recibir ningún tratamiento, se les dé un placebo o una "píldora de azúcar". El uso de placebos en estudios clínicos de cáncer es poco frecuente. Cuando se utiliza un placebo en un estudio, se hace con el pleno conocimiento de los participantes.

Para participar en un ensayo clínico, los pacientes deben participar en un proceso conocido como consentimiento informado. Durante el consentimiento informado, el médico debe hacer una lista de todas las opciones del paciente, para que el paciente entienda cómo el nuevo tratamiento se diferencia del tratamiento estándar. El médico también debe hacer una lista de los riesgos del nuevo tratamiento, qué puede o no ser diferente de los riesgos del tratamiento estándar. Por último, el médico debe explicar qué se requiere de cada paciente con el fin de participar en el ensayo clínico, incluyendo el número de visitas al médico, las pruebas y el programa del tratamiento.

Existe una amplia investigación en marcha en las técnicas de diagnóstico y tratamiento para el mesotelioma. La mayoría de los avances en la investigación pueden no estar disponibles o aprobados en un determinado centro. Discuta siempre con su médico todas las opciones diagnósticas y terapéuticas disponibles. La investigación de nuevos tratamientos para el mesotelioma incluye múltiples fármacos nuevos, terapia génica e inmunoterapia.

La inmunoterapia está diseñada para estimular las defensas naturales del cuerpo para combatir el cáncer. Utiliza productos, ya sean realizados por el cuerpo o en un laboratorio, para reforzar o restaurar la función del sistema inmunológico.

Otra estrategia prometedora es el diseño de fármacos que actúan sobre receptores que solamente se encuentran en las células del mesotelioma y no en las células normales, como por ejemplo, los receptores de mesotelina.

Además, se están realizando diversos proyectos de investigación para identificar los genes que se convierten en mutantes o modificados que pueden causar mesotelioma y para encontrar marcadores en sangre (un marcador es una sustancia presente en cantidades mayores que las normales en la sangre de alguien con cáncer) que pueden ayudar a detectar las primeras etapas del mesotelioma

Item
Item

LEGAL

Aviso legal
Política de cookies
Política de privacidad