• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Tumores torácicos - Mesotelioma

Cáncer de pulmón - Mesotelioma

Índice del artículo

Factores de riesgo 

Un factor de riesgo es cualquier circunstancia que aumenta la probabilidad de una persona de desarrollar cáncer.

Hay factores de riesgo que pueden ser controlados, como el tabaquismo, y otros que no pueden ser controlados, como la edad y los antecedentes familiares. Aunque los factores de riesgo pueden influir en el desarrollo del cáncer, la mayoría no es una causa directa del mismo. Algunas personas con varios factores de riesgo nunca desarrollan cáncer, mientras que otras sin factores de riesgo conocidos sí lo hacen. Sin embargo, el conocer los factores de riesgo y la consulta a su médico puede ayudarle en el desarrollo de un estilo de vida sano y a tomar decisiones sobre la necesidad de una especial vigilancia de su salud.

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de una persona de desarrollar mesotelioma:

Exposición al amianto: entre el 70% a 80% de los pacientes diagnosticados con mesotelioma tienen un historial de exposición al amianto en el trabajo. El asbesto es un grupo de minerales naturales que se encuentran en la naturaleza. Debido a sus fibras fuertes y flexibles, el asbesto era comúnmente añadido al cemento, aislamiento, tejas y otros productos. Las personas implicadas en la fabricación de productos que contengan amianto o en su instalación y mantenimiento pueden respirar o tragar fibras de amianto. Estas fibras también pueden ser transportadas en forma de polvo de asbesto en la ropa o artículos personales, pudiendo exponer a los familiares de los trabajadores a niveles potencialmente elevados de este mineral. Las normas de seguridad vigentes obligan a las personas que trabajan con amianto a usar equipos de protección y a ducharse y cambiarse de ropa antes de abandonar el lugar de trabajo.

El mesotelioma tiene un largo período latente entre la exposición al asbesto y el comienzo de la lesión o enfermedad. El período latente puede ser de 15 a 50 años, o más. Quiere decir que una persona recientemente diagnosticada con mesotelioma lo más probable es que haya estado expuesta hace décadas.

La enfermedad suele diagnosticarse entre los 60 y los 70 años de edad y es tres veces más frecuente en hombres que en mujeres. 


Figura 2: Fibras de amianto vistas con un microscopio.

 

Tabaco: fumar por sí mismo no aumenta el riesgo de mesotelioma, pero la combinación de fumar y la exposición al amianto aumentan considerablemente el riesgo de ciertos tipos de cáncer de pulmón.

Exposición a radiaciones: la exposición a la radiación puede causar mesotelioma.

Exposición a zeolita: la exposición a un tipo de mineral llamado zeolita puede causar mesotelioma.

Infección: la infección por ciertos virus, como el virus de los simios 40 (SV40), puede estar asociada a mesotelioma, aunque esta relación no ha sido totalmente demostrada.

Aunque algunos casos de mesotelioma ocurren sin factores de riesgo conocidos, la mayoría de los casos de mesotelioma pueden ser atribuidos al asbesto o a la exposición química. Por lo tanto, es importante llevar siempre un equipo protector cuando se trabaja con el asbesto.

Item
Item

LEGAL

Aviso legal
Política de cookies
Política de privacidad