• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Tumores torácicos - Mesotelioma

Cáncer de pulmón - Mesotelioma

Índice del artículo

Diagnóstico 

Hasta el momento actual no existe ninguna prueba de cribado poblacional que pueda realizarse incluso entre aquellos pacientes que se conoce han tenido exposición laboral al asbesto.

El diagnóstico de mesotelioma es un desafío, ya que el mesotelioma puede ser difícil de determinar, o puede ser confundido con otras enfermedades, como el cáncer de pulmón.

Cuando existe sospecha por los síntomas normalmente se hace si los síntomas son torácicos una radiografía de tórax (Figura 3) que puede mostrar un velamiento de uno de los pulmones por el líquido acumulado. En ese caso se procede a realizar un escáner o TAC de tórax y abdomen (Figura 4). Si se confirma la presencia de líquido o masas a nivel pleural o peritoneal debe procederse a la realización de una biopsia (extracción de una muestra de tejido para analizar) para confirmar el origen maligno de los hallazgos radiológicos así como el subtipo histológico del mesotelioma si se confirma el diagnóstico. Para realizar esta biopsia muchas veces se precisa de una pequeña intervención denominada videotoracoscopia (que permite ver la cavidad pleural y realizar la biopsia) o bien una laparoscopia (para ver la cavidad abdominal y extraer la biopsia en mesoteliomas peritoneales). La extracción y análisis del líquido acumulado en la pleura y ene l peritoneo muchas veces no es suficiente para confirmar el diagnóstico de ahí que sea necesario realizar esta biopsia.

Junto con las pruebas radiológicas y biopsia, es necesario realizar para ayudar a desarrollar un plan de tratamiento:

- Examen físico: un examen físico puede incluir una historia médica de la persona y de su familia sobre enfermedades anteriores, una lista de sus factores de riesgo (incluyendo la exposición a asbesto), y un examen para detectar otros signos de cáncer. 

 - Pruebas de función pulmonar: evalúan cuánto aire pueden almacenar los pulmones, a qué velocidad puede entrar y salir el aire de los pulmones, y cómo los pulmones añaden oxígeno y eliminan dióxido de carbono de la sangre.

- En determinados casos que le indicará su médico puede ser necesario la realización de una Tomografía por emisión de positrones (PET): el PET es una forma de crear imágenes de órganos y tejidos del cuerpo. Una pequeña cantidad de una sustancia radiactiva se inyecta en el cuerpo de un paciente y es absorbida por los órganos o tejidos en estudio. Esta sustancia emite energía que es detectada por un escáner, que produce las imágenes. En una exploración PET, se inyectan en el cuerpo moléculas radiactivas de azúcar. Las células tumorales absorben el azúcar más rápidamente que las células normales, entonces éstas "se encienden" en la exploración PET.

   
Figura 3: Radiografía de tórax de un paciente normal (derecha) y de un paciente con mesotelioma (izquierda)


Figura 4: Engrosamiento de la pleura en un paciente con mesotelioma

Item
Item

LEGAL

Aviso legal
Política de cookies
Política de privacidad