• Inicio
  • Información sobre el cáncer
  • Cáncer de colon y recto

Cáncer de colon y recto

Índice de navegación

Quimioterapia, fármacos biológicos y otras terapias antidianas 

La quimioterapia consiste en la administración de medicamentos (fármacos) con actividad antitumoral (oxaliplatino, irinotecan, 5fluorouracilo, capecitabina, UFT, utefos, TAS-102, raltitrexed). Estos medicamentos se denominan citostáticos o quimioterápicos y actúan sobre las células alterando su función y favoreciendo que se destruyan. Algunos de ellos son de administración intravenosa y otros orales. No todos los pacientes con cáncer de colon o recto deben recibir quimioterapia y en otros casos puede estar contraindicada.

Dentro de los fármacos biológicos activos en cáncer colorrectal avanzado, se encuentran los anticuerpos monoclonales y una proteína de fusión recombinante. Cetuximab, panitumumab, bevacizumab y aflibercept son fármacos biológicos, que se administran por vía intravenosa, con actividad dirigida contra una diana celular (un factor de crecimiento o su(s) receptor(es)). Cetuximab y panitumumab son anticuerpos monoclonales anti-EGFR (contra el receptor del factor de crecimiento epidérmico) que sólo son útiles en pacientes RAS no mutado y bevacizumab es un anticuerpo anti-VEGF A (contra el factor de crecimiento endotelial vascular A). Aflibercept es una proteína de fusión recombinante (contra VEGF-A, VEGF-B y el factor de crecimiento placentario), que está indicado en determinados pacientes.

Los inhibidores tirosina quinasa (TKI), que son también fármacos dirigidos contra dianas celulares, se administran por vía oral. De ellos, el regorafenib es el único TKI que tiene actividad en cáncer colorrectal metastático refractario a terapias estándares.

Vía de administración: En general, la quimioterapia se administra por vía intravenosa (iv), aunque otras veces se administra por vía oral (vo), intraperitoneal (ip) y por otras vías. En muchas ocasiones la administración de 5fluorouracilo se realiza mediante un infusor para que el tratamiento vaya pasando de forma continua ,la mayoría de los casos en 48 horas,  y permitir asíque el paciente pueda recibirlo en domicilio sin precisar ingreso para su administración. La quimioterapia no se puede administrar toda de una sola vez, porque sería demasiado tóxica. Por esa razón, se divide en ciclos. Los anticuerpos monoclonales y el aflibercept también se administran por vía intravenosa en ciclos. La quimioterapia y los anticuerpos monoclonales suelen combinarse entre sí. El regorafenib se administra por vía oral, generalmente en monoterapia.

Indicaciones: La quimioterapia puede estar indicada:

- como tratamiento complementario a la cirugía (adyuvante).
- o en enfermedad metastásica para intentar reducir el tamaño y número de las metástasis y valorar una resección quirúrgica de las mismas.
- o para controlar el crecimiento del tumor y aliviar los síntomas que produce la enfermedad.

• Como tratamiento complementario, se suele administrar después de la cirugía. En este caso se denomina quimioterapia adyuvante (= postoperatoria) y se acompaña, en el cáncer de recto estadio II y III, de radioterapia para aumentar su eficacia. En el cáncer de colon está indicada en pacientes en estadio III( es decir que tienen gánglios afectos resecados en la cirugía), no está indicada en el estadio I y en el estadio II solo en algunos casos que decidirá el oncólogo valorando el caso de cada paciente. En el cáncer de recto, también se puede administrar de forma neoadyuvante (= preoperatoria) junto con la radioterapia. La decisión de administrar la quimioterapia de forma pre o postoperatoria en cáncer de recto depende de una serie de factores que varían de un paciente a otro.

• En caso de metástasis hepáticas exclusivas irresecables, se administra quimioterapia preoperatoria (+ fármacos biológicos) para intentar una resección quirúrgica de las mismas.

• En enfermedad metastásica no resecable la quimioterapia, con o sin fármacos biológicos, puede ser eficaz para aumentar la supervivencia, controlar el dolor y aliviar otros síntomas.

La quimioterapia, con o sin anticuerpos monoclonales/proteína de fusión, no es eficaz en todos los pacientes y la enfermedad puede avanzar aunque el paciente la esté recibiendo. Esto es debido a que las células tumorales crean mecanismos de resistencia a los fármacos, de este modo se escapan y siguen creciendo. Cuando esto ocurre se realiza una cambio a otro tipo de combinación de quimioterapia+/- anticuerpos monoclonales/proteína de fusión (lo que conocemos como “cambio de línea de tratamiento").

La combinación de quimioterapia y fármacos biológicos solo está indicada en enfermedad metastásica y no de forma complementaria a la cirugía( en este caso solo se utilizará quimioterapia con 5fluorouracilo ó capecitabina, combinado ó no con Oxaliplatino y en ocasiones raltitrexed si existe contraindicación para lo anterior).

Fármacos: Los citostáticos que tienen actividad en el cáncer colorrectal son varios. Los principales fármacos aprobados en España son las fluoropirimidinas (5-Fluorouracilo, Capecitabina, UFT y Utefos), el oxaliplatino, el irinotecan, el raltitrexed, el cetuximab (tumores RAS no mutado), el panitumumab (tumores RAS no mutado), el bevacizumab, el aflibercept y recientemente el regorafenib. Además otros fármacos han demostrado en ensayos clínicos su actividad, como ocurre con el ramucirumab (contra el receptor 2 del VEGF) y el TAS-102.

Estos fármacos se pueden combinar entre sí, formando esquemas de quimioterapia cuya eficacia y tolerancia varían según sus componentes.

Efectos secundarios: La quimioterapia, los anticuerpos monoclonales, el aflibercept y el regorafenib no actúan únicamente sobre las células malignas, por que no son inteligentes para distinguir las células sanas de las enfermas. Su acción sobre las células normales es lo que produce la toxicidad.

La toxicidad depende del fármaco(s) administrado(s), las combinaciones, las dosis, los intervalos de administración de los fármacos, el estado general y nutricional del paciente y de otros factores. En general, la quimioterapia puede producir anemia (descenso de los glóbulos rojos), neutropenia (bajada de las defensas contra las infecciones), trombopenia (bajada de las plaquetas), náuseas y vómitos, disminución del apetito, cansancio, diarrea, fiebre. Existen efectos secundarios que son propios de cada fármaco, como la toxicidad neurológica del oxaliplatino, la toxicidad cardiaca de las fluoropirimidinas, la hipertensión arterial del bevacizumab, o la toxicidad cutánea del cetuximab y panitumumab. Algunos de estos fármacos, aunque no todos, pueden producir alopecia.


Su oncólogo médico decidirá si la quimioterapia (con o sin anticuerpos monoclonales) está indicada en su caso, cuales son los fármacos que tiene que recibir, las dosis y el intervalo entre los ciclos, dependiendo de la eficacia del tratamiento y de la tolerancia. Para conocer los efectos secundarios de un esquema de tratamiento en particular, consulte con su oncólogo médico.

 


SI USTED ESTÁ TOMANDO OTRA MEDICACIÓN ALTERNATIVA O COMPLEMENTARIA DEBE DE INFORMAR A SU ONCÓLOGO PORQUE PUEDE PRODUCIR INTERACCIONES CON LA QUIMIOTERAPIA O LOS FÁRMACOS BIOLÓGICOS Y AUMENTAR LOS EFECTOS SECUNDARIOS O DISMINUIR SU EFICACIA.

 

11/16