SEOM se une a GEPAC como miembro corporativo

  • Con esta incorporación, la Sociedad Española de Oncología Médica y el Grupo Español de Pacientes con Cáncer afianzan su labor por los pacientes oncológicos y sus familiares.

Madrid, 10 de abril de 2024.- La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) se ha incorporado al Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC) como miembro corporativo.

Esta incorporación tiene como objetivo la colaboración de ambas entidades en diferentes acciones, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas con cáncer. 

Begoña Barragán, presidenta de GEPAC, cree que “esta incorporación es muy importante para el grupo. Los oncólogos médicos tienen contacto directo y continuo con los pacientes, poder contar con su colaboración, experiencia y conocimiento, es primordial para nosotros”.

El Dr. César A. Rodríguez, presidente de SEOM, subraya que “desde su constitución siempre hemos apoyado a GEPAC. Convertirnos ahora en miembro corporativo supone un paso más en ese apoyo a los pacientes con cáncer, que son nuestra razón de ser, y responde a nuestra misión de posicionarnos como agente clave en la defensa y promoción de la calidad, la equidad y el acceso a la atención del paciente oncológico. Por todo ello, SEOM siempre estará a disposición de GEPAC para trabajar en programas de apoyo a los pacientes antes, durante y después de la enfermedad”.

icono pdf Nota de prensa

La prevención del cáncer empieza con sólo 30 minutos de ejercicio físico al día

  • SEOM quiere concienciar a la población del valor del ejercicio físico en todas las etapas del cáncer, desde la prevención, durante el tratamiento y en los largos supervivientes.
  • El ejercicio físico puede reducir hasta un 30% el riesgo de cáncer de mama, colon, vejiga urinaria, endometrio, esófago y estómago, y en casi el 20% el riesgo de mortalidad específica por cáncer.
  • Además del ejercicio físico, hay que adoptar estilos de vida saludables, evitando el tabaco, el alcohol, la mala alimentación, el sedentarismo, la obesidad y la exposición solar sin protección, responsables de un tercio de las muertes por cáncer.
  • SEOM organiza la I Jornada científica “Ejercicio físico y Cáncer” el próximo 17 de junio en Madrid de la que saldrá un manifiesto sobre el tema.

 Madrid, 4 de abril de 2024.- La prevención del cáncer empieza con sólo 30 minutos de ejercicio físico al día. Con motivo del Día Mundial de la Actividad Física que se celebra este sábado, 6 de abril, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) quiere concienciar a la población del valor del ejercicio físico en todas las etapas del cáncer, desde la prevención, durante el tratamiento y en los largos supervivientes. Por ello, SEOM anima a los ciudadanos a sumarse al movimiento social “Ejercicio contra el cáncer” difundiendo en redes sociales un vídeo practicando ejercicio y haciendo hincapié en el mensaje principal del movimiento: “el ejercicio físico es tu gran aliado antes, durante y después del cáncer”. Asimismo, pueden invitar a personas destacadas de su comunidad, amigos y familiares, a apoyar este movimiento utilizando el hashtag #EjercicioContraelCáncer y citando las cuentas oficiales de SEOM: en IG @seom_oncologia, y en X @_SEOM.

Y es que el ejercicio físico puede reducir hasta un 30% el riesgo de cáncer de mama, colon, vejiga urinaria, endometrio, esófago y estómago, y casi el 20% el riesgo de mortalidad específica por cáncer. Los datos más sólidos hasta la fecha se centran en cáncer de mama y cáncer colorrectal, pero este beneficio se extiende a otros tumores como el cáncer de próstata y pulmón. Además, el ejercicio físico ha demostrado mejorar la calidad de vida y disminuir los efectos secundarios derivados de los tratamientos, al aumentar la capacidad cardiorrespiratoria de los pacientes y reducir la fatiga, y mejorar la percepción de su salud. 

“El ejercicio físico es un pilar fundamental en el estilo de vida saludable, y existe evidencia consistente sobre la asociación entre el ejercicio físico y la reducción en la incidencia y mortalidad por cáncer. A pesar de estar bien documentados los beneficios del ejercicio físico, pocos pacientes con cáncer se mantienen físicamente activos por la falta de información por parte de los profesionales sanitarios, y las reticencias de los pacientes debido a los efectos   secundarios, al miedo a nuevos efectos adversos, a la falta de motivación o a las dificultades en el acceso al ejercicio”, subraya el presidente de SEOM, Dr. César A. Rodríguez.

Además del ejercicio –continúa el Dr. Rodríguez–, “es importante adoptar estilos de vida saludables, evitando el tabaco, el alcohol, la mala alimentación, el sedentarismo, la obesidad y la exposición solar sin protección, factores de riesgo evitables responsables de un tercio de las muertes por cáncer”.

Población sedentaria

En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), sólo el 37,7% de la población adulta realiza actividad física regular mientras que el 27,4% de la población se declara sedentaria. SEOM, a través de su Grupo de Trabajo de Ejercicio y Cáncer, está trabajando para revertir la situación y con el movimiento social Ejercicio contra el cáncer quiere lograr una mayor concienciación por parte de los pacientes y de los profesionales sanitarios sobre la importancia de mantenerse físicamente activos. “Realizar ejercicio físico es seguro durante todas las etapas asistenciales del cáncer, incluso durante los tratamientos activos como la quimioterapia, ya que se asocia con una mejor tolerancia a los mismos, e incluso podría aumentar las respuestas”, apunta el Dr. Rodríguez.

 Ejercicio contra el cáncer es un movimiento para concienciar a la sociedad de que la prevención del cáncer empieza con sólo 30 minutos de ejercicio físico al día. Distintos estudios indican que la actividad física diaria ayuda a controlar el peso, mejora la regulación hormonal, fortalece el sistema inmune, y reduce la inflamación, los niveles de azúcar en sangre y la resistencia a la insulina. Y, en pacientes con cáncer, el ejercicio físico puede ser útil en la reducción del cansancio y la depresión, además de influir positivamente en la eficacia de los tratamientos, aumentando las respuestas o reduciendo recaídas. Por lo tanto, ayuda en la recuperación”, añade la Dra. Blanca Herrero, coordinadora del Grupo de Trabajo de Ejercicio y Cáncer de SEOM.

“A la hora de prescribir ejercicio físico a los pacientes con cáncer –dice el Dr. Rodríguez–, es esencial una adecuada valoración de su situación basal, y de las comorbilidades, tratamientos, síntomas y aspectos socioculturales de cada paciente”. Por ello, SEOM ha elaborado el documento de posicionamiento “Ejercicio en los pacientes con cáncer: niveles asistenciales y circuitos de derivación”, que ya está disponible para consulta de los profesionales sanitarios, además de sendas infografías para profesionales y pacientes, y está preparando un artículo científico que se publicará en la revista Clinical & Translational Oncology (CTO).

Jornada científica

De todos estos temas, se profundizará en la I Jornada científica SEOM sobre ejercicio físico y cáncer, que se celebrará en formato presencial y online el próximo 17 de junio en Madrid. En ella, se abordarán temas como la investigación y los mecanismos biológicos sobre el impacto del ejercicio físico en la prevención y evolución del cáncer, el ejercicio físico como aliado continuo durante la enfermedad, la implementación de programas de ejercicio físico y la realidad del ejercicio físico oncológico. De esta jornada, saldrá un manifiesto sobre el tema.

icono pdf Nota de prensa

En la vanguardia contra el CCRM: Medicina de Precisión, Inmunoterapia y caracterización de subgrupos de pacientes, claves en la estrategia terapéutica

  • El cáncer colorrectal será el tumor más frecuentemente diagnosticado en España en 2024 con 44.294 nuevos casos.
  • La implantación de los programas de cribado se traduce en un 15% menos de mortalidad.
  • La supervivencia del cáncer colorrectal se ha duplicado en los últimos 20 años.

    Madrid, 27 de marzo de 2024.- Los avances en la Medicina de Precisión, plasmados en la progresiva incorporación de las terapias dirigidas, y la mayor caracterización de subgrupos de cáncer colorrectal, junto con la reciente incorporación de la inmunoterapia, suponen avances que en la estrategia terapéutica frente al cáncer colorrectal avanzado han permitido mejorar las expectativas de los pacientes que padecen esta enfermedad.

    Asimismo, los programas de cribado que vienen implantando las comunidades autónomas de forma progresiva son básicos para disminuir la mortalidad, estimándose que podrían evitar un tercio de las muertes por cáncer colorrectal y salvar más de 3.600 vidas al año en nuestro país.

    Coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer de Colon que se conmemora el próximo domingo 31 de marzo, dentro de la campaña de comunicación “En Oncología, cada avance se escribe en mayúsculas”, destacamos a continuación los avances más importantes en cáncer colorrectal que han supuesto que la supervivencia por este tipo de tumor se haya duplicado en los últimos 20 años.

    El cáncer colorrectal será el tumor más frecuentemente diagnosticado en España en 2024 de forma global con 44.294 nuevos casos –27.009 en varones y 17.285 en mujeres–. Cuando lo desglosamos por sexos, es superado por el de próstata en varones –30.316 nuevos casos– y el de mama en mujeres –36.395 nuevos casos–. Además, es una causa muy importante de muerte, ya que, en el año 2022, en varones fue la segunda causa de muerte por tumores por detrás del cáncer de pulmón. En las mujeres supuso la tercera causa de mortalidad por cáncer, por detrás del cáncer de mama y el de pulmón.

    El factor pronóstico más relevante en la supervivencia del cáncer colorrectal es el estadio, por lo que los programas de detección precoz son esenciales para detectar y tratar las lesiones premalignas antes de que se desarrolle el tumor, y también para que el diagnóstico del tumor se realice en estadios precoces. La supervivencia a los cinco años de los pacientes con cáncer de colon en estadios precoces supera el 90%, mientras que en estadios más avanzados se sitúa en torno al 50-70%.

    Pese al incremento constante de las perspectivas de supervivencia de los pacientes con cáncer colorrectal avanzado, los resultados están lejos de ser plenamente satisfactorios. Es preciso tener en cuenta que un porcentaje de pacientes no despreciable con metástasis puede curarse, ya que un 20% de los pacientes a los que se les somete a cirugía de metástasis no muestran signos de enfermedad a los cinco años. Además, análisis retrospectivos han mostrado tasas de supervivencia a los cinco  años tras la cirugía de las metástasis de hasta un 70%, lo cual constituye un hito y un gran avance en nuestros días.

    Algunos de los avances más relevantes a lo largo del tiempo han sido:

  • A mediados y finales de los años 80, la quimioterapia complementaria tras cirugía de cáncer de colon localizado demostró reducir la probabilidad de recaída e incrementar la supervivencia relacionada con la enfermedad. En el año 2004 se demostró que añadir oxaliplatino mejoraba los resultados que hasta ese momento se habían alcanzado.

  • En los años 90 se evidenció que la cirugía de las metástasis, mayoritariamente hepáticas y en menor grado pulmonares o peritoneales, cuando la resección completa de las mismas era posible, podía conseguir largas supervivencias, e incluso hablar de curación en un porcentaje significativo de pacientes. Además, un pequeño porcentaje adicional de pacientes podían obtener grandes beneficios, aunque la cirugía no fuese posible al diagnóstico, si respondían a la quimioterapia y las metástasis pasaban a ser resecables. Ello derivó en la aparición de un nuevo concepto denominado “quimioterapia de conversión”. Más recientemente se han incorporado otras técnicas para el tratamiento local de las metástasis cuando la cirugía no es la opción más adecuada, como son la ablación por radiofrecuencia, la radioembolización, la quimioembolización transarterial, la infusión arterial hepática y la y la radioterapia.

  • En 2004, por primera vez un fármaco dirigido frente a la angiogénesis tumoral, combinado con la quimioterapia, mejora la supervivencia en pacientes con cáncer de colon avanzado: bevacizumab.

  • También en 2004 y 2005 se incorporan al tratamiento del cáncer colorrectal avanzado dos anticuerpos monoclonales dirigidos frente a EGFR: cetuximab y Más adelante sabremos que la presencia de mutaciones genéticas concretas en el tumor (KRAS y NRAS), pueden predecir qué pacientes no van a responder al tratamiento, lo cual supone el primer paso en el tratamiento personalizado del cáncer colorrectal.

  • Entre 2013 y 2015 se han añadido al arsenal terapéutico disponible frente al cáncer colorrectal metastásico otros tres fármacos dirigidos a inhibir la formación de los vasos que necesita el tumor para crecer (fármacos antiangiogénicos): aflibercept, regorafenib, ramucirumab y fruquintinib (este último en 2023).

  • En 2016 se comercializa un nuevo fármaco, trifluridina-tipiracil, para el tratamiento de la enfermedad avanzada tras fracaso a tratamientos previos.

  • Se abre la oportunidad de la evaluación de la enfermedad mediante el estudio de la biopsia líquida, que permite el análisis de forma continuada de las diferentes dianas terapéuticas (ej. KRAS) a lo largo de la evolución de la enfermedad.

  • La Medicina de Precisión en cáncer colorrectal avanzado hasta ahora ha permitido detectar distintos subgrupos de pacientes tales como aquellos con mutación en RAS, mutaciones en BRAF, con amplificación en HER2 o con fusiones/reordenamientos (NTRK y otros). Estas poblaciones de pacientes podrían ser consideradas para tratamientos específicos mediante terapias dirigidas desarrolladas en base a la alteración molecular existente en cada una de ellas.

  • En enero de 2021, la EMA aprueba pembrolizumab en primera línea de CCRm con inestabilidad de microsatélites o déficit de proteínas reparadoras del sistema MMR en base a los resultados del estudio fase III KEYNOTE-177. Pembrolizumab duplica la supervivencia libre de progresión en este subgrupo de pacientes frente al tratamiento quimioterápico convencional.

  • Año 2021, un pequeño subgrupo de pacientes con CCRm KRAS mutado G12C (3-4%) podría beneficiarse de tratamientos dirigidos contra esta alteración, principalmente en combinación con anti-EGFR.

  • Un mejor conocimiento del ambiente que rodea las neoplasias desde el punto de vista del microbioma, transcriptoma, etc podría conducir a un mejor abordaje de la enfermedad.

  • De forma reciente, en el cáncer de recto distintas estrategias han demostrado beneficio en el control local y a distancia, con posibilidad incluso de hacer preservación de órgano en casos seleccionados.

    Es necesario que todos estos progresos se incorporen al sistema de una manera equitativa en tiempo oportuno y que el acceso al mejor tratamiento sea universal, porque cada pequeño avance cuenta.

La inmunoterapia se convierte en un nuevo estándar de tratamiento en cáncer de cérvix metastásico con mayor supervivencia global

  • El cáncer de cérvix, el tercer tumor ginecológico en incidencia y mortalidad por detrás de los de endometrio y ovario, es un tumor prevenible cuya causa fundamental es la infección por transmisión sexual del virus del papiloma humano (VPH).
  • Anualmente se diagnostican más de 600.000 casos de cáncer de cérvix a nivel mundial y más de 2.200 casos en España1.
  • El test Papanicolau ha sido de gran relevancia para el diagnóstico precoz de este tumor. A día de hoy supone otro gran avance la realización del test del VPH para su detección ya que mejora la rentabilidad diagnósti
  • En nuestro entorno la vacunación con dos dosis a niñas a los 12 años se amplía con la inclusión de la vacunación a los niños también a los 12 años. La vacunación del VPH en niños se incorporará en todas las CCAA antes de fin de 2024.

Madrid, 25 de marzo 2024.- En España durante este año 2024 se estima que se diagnosticarán más de 2.200 casos de cáncer de cérvix, convirtiéndose en el tercer tumor ginecológico en incidencia y mortalidad, por detrás del cáncer de endometrio y ovario1. En el mundo, anualmente se diagnostican más de 600.000 casos. Este tumor es prevenible y la causa fundamental es la infección por alguno de los virus oncogénicos de la familia del virus del papiloma humano (VPH). Hablamos de una infección de transmisión sexual.  

Tras la infección por VPH y su posterior cronificación, generalmente hay una larga evolución hasta la aparición de la lesión pre-maligna y el desarrollo del cáncer invasor. Por ello, tanto la prevención como la detección precoz es la mejor arma disponible para el tratamiento y erradicación de este cáncer.

Una vez desarrollado el cáncer, en estadios iniciales los avances tanto en laparoscopia convencional como en laparoscopia asistida por robot ofrecen la misma radicalidad que las técnicas quirúrgicas convencionales pero con significativa menor morbilidad.

En tumores localmente avanzados, el tratamiento concomitante de quimioterapia basada en platino con radioterapia ha supuesto incrementos de supervivencia libre de enfermedad y de supervivencia global a cinco años, mientras que en enfermedad avanzada recurrente o metastásica, la inmunoterapia se ha convertido en un nuevo estándar de tratamiento con beneficios en supervivencia libre de progresión y en supervivencia global.

En el marco de la campaña de comunicación En Oncología cada AVANCE se escribe en Mayúsculas, SEOM da a conocer la evolución y los avances médicos que se han sucedido en estas últimas décadas en el tratamiento de los diferentes tumores, en este caso, del cáncer de cérvix, coincidiendo con el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cérvix que se celebra el próximo 26 de marzo.

Detección precoz

Desde 1940, el porcentaje de muertes ha disminuido un 70% en países desarrollados gracias al efecto del cribado con el test de Papanicolau, junto con el tratamiento desde las primeras fases de la enfermedad. La aportación científica de este test ha sido de gran relevancia para el control de este tumor.

Otro gran avance para el cribado ha sido el test del VPH, sobre todo en países en vías de desarrollo, donde ha demostrado disminuir la mortalidad de este tumor. El nuevo test del VPH fue aprobado por la FDA en abril de 2014. El desarrollo de test de VPH rápidos y la mejora de la especificidad optimizarán esta valiosa técnica.

Hoy en día para el diagnóstico precoz del cáncer de cérvix debe realizarse una citología cada 3-5 años desde los 25 años, y en mujeres asintomáticas, desde los 30-35 años se puede realizar la determinación de VPH mediante PCR. Este programa se ha realizado en España mediante citología y con carácter oportunista desde hace 50 años. De los tres cribados poblacionales reconocidos actualmente (mama, colorrectal y cérvix), este ha sido el último en incorporarse con carácter poblacional. Las comunidades y ciudades autónomas tienen cinco años para iniciar el cambio en el programa y cinco años más para alcanzar una cobertura próxima al 100% de la población.

Prevención

La cronificación de la infección por VPH es un problema epidemiológico de considerable envergadura. Más del 90% de los cánceres de cuello de útero se asocian a la infección, además de otros cánceres como el 60% de los cánceres orofaríngeos, el 91% de pene, el 75% de vagina y el 69% de vulva.

Uno de los grandes avances científicos de nuestra era en la prevención primaria de este tumor es el desarrollo de vacunas frente al VPH. En nuestro entorno la vacunación a niñas en edades entre 11-14 años se ha incluido en el calendario vacunal. Las vacunas bivalentes frente a los serotipos 16 y 182 (Cervarix) y tetravalente (6, 11, 16 y18)3 (Gardasil) fueron las primeras vacunas que se desarrollaron. La vacuna nonavalente ha sido la última en desarrollarse, dirigida a los serotipos de VPH 6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58 (Gardasil 9). Se publicó en 2015 un estudio Fase III que comparaba la eficacia de la vacuna tetravalente con la nonavalente mostrando la vacuna nonavalente su eficacia frente a los nueve serotipos4.

Si bien es verdad que las vacunas bivalentes y tetravalentes han demostrado proteger frente al cáncer de cérvix relacionado con VPH en un 63% de los casos, se ha calculado que la nueva vacuna nonavalente disminuiría la incidencia de este cáncer hasta en un 73%. Se han puesto en marcha estudios para cuantificar el impacto económico y epidemiológico del cambio de vacunación demostrando que este cambio sería muy beneficioso en términos económicos y de salud5.

En 2016, la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO) hizo pública la recomendación de vacunar a todas las niñas y niños entre 11 y 12 años frente al VPH. En caso de no vacunación previa se debería considerar la vacunación en adultos (hasta los 26 años). Además, en el comunicado publicado, se subrayó la importancia de asegurar la vacunación mundial mediante una adecuada educación, adecuación de sistemas sanitarios, de recursos y de investigación en el campo6.

Además, se ha visto que la vacuna también protege a mujeres adultas, tal y como lo demuestra la actualización del seguimiento a siete años del estudio VIVIANE con datos de eficacia en todos los grupos de edad (26-35, 36-45 y >45 años). La eficacia la definen en términos de prevención de la infección y de regresión de las alteraciones citológicas relacionadas con el VPH. Es importante, además, que la vacuna no solo protege frente a serotipo 16 y 18, sino que presenta protección cruzada frente a serotipos 31 y 457.

Se ha publicado recientemente que la vacunación VPH disminuye de manera significativa la evolución de la neoplasia intraepitelial de cérvix (CIN), lo cual es relevante en el diseño de nuevas estrategias de screening para la población vacunada8.

Tratamiento

Los avances en técnicas quirúrgicas han permitido ofrecer cirugías más conservadoras, a mujeres con estadios iniciales sin factores de riesgo y/o deseo gestacional con menor morbilidad y mejor calidad de vida. Además, los avances tanto en laparoscopia convencional desde finales de los años 80 o laparoscopia asistida por robot desde el año 2000 ofrecen la misma radicalidad que técnicas convencionales con significativa menor morbilidad. Por otro lado, cada vez tenemos más datos del papel de la biopsia del ganglio centinela en la cirugía del cáncer de cérvix localizado, lo cual supone una disminución del linfedema, morbilidad postquirúrgica y mejor calidad de vida de las pacientes.

Consideramos un avance en mayúsculas el tratamiento concomitante de quimioterapia basada en platino con radioterapia para tumores localmente avanzados que supuso una supervivencia libre de enfermedad a cinco años del 58% con un incremento de la supervivencia global a cinco años del 6%9. De hecho, fue un anuncio clave del NCI en 1999 tras la publicación de cinco estudios randomizados.

En el Congreso ESMO 2023 se presentaron resultados de dos estudios relevantes en este escenario. El estudio INTERLACE10 comparó la quimioterapia de inducción seguido de quimio-radioterapia concurrente frente a la quimio-radio concurrente, con un incremento en la supervivencia global del 8% para el brazo de inducción. El otro estudio presentado fue el KEYNOTE-A 1811, que evaluó la adición de pembrolizumab al tratamiento con quimio-radioterapia seguido de pembrolizumab de mantenimiento, con una mejora del 10% en supervivencia libre de progresión, con datos inmaduros para supervivencia global pero con una tendencia favorable.

La mejora tecnológica en técnicas de planificación y tratamiento radioterápico es también un avance en el cáncer de cérvix ya que permite administrar dosis más altas al tumor, evitando toxicidad a los tejidos sanos, con significativa mejoría en calidad de vida y aumento en supervivencia.

Los avances más importantes en el tratamiento de la enfermedad avanzada ha sido pasar del tratamiento con cisplatino en monoterapia12 al tratamiento con diferentes combinaciones con cisplatino13-15, y el establecimiento como tratamiento estándar la combinación carboplatino-taxol para pacientes tratadas previamente con cisplatino16.

Otro avance significativo en el tratamiento de la enfermedad avanzada fue el beneficio en supervivencia global de 3,5 meses conseguido con la adición del antiangiogénico bevacizumab a la combinación de quimioterapia, beneficio que se mantiene a casi 5 años de seguimiento de las pacientes17.

Pero sin duda uno de los mayores avances de los últimos años ha sido la publicación de resultados positivos de ensayos clínicos con inmunoterapia –cemiplimab– (estudio EMPOWER-CERVICAL1)18 o de combinación de quimioterapia con bevacizumab e inmunoterapia –platino, taxano, pembrolizumab +/- bevacizumab– (estudio KEYNOTE-826)19. Ambos estudios mostraron beneficios en supervivencia libre de progresión y en supervivencia global, convirtiendo a la inmunoterapia en un nuevo estándar de tratamiento en pacientes con cáncer de cérvix avanzado recurrente o metastásico.

Otro avance con mayúsculas fue la publicación en 2017 del estudio genómico y molecular del cáncer de cérvix. Constituyen sin dudas datos muy relevantes que nos van a ayudar a mejorar los tratamientos en los próximos años20. Cada avance suma para aumentar la curación del cáncer de cérvix.

Como ya hemos visto, los pequeños avances, tomados de forma conjunta sí son relevantes. De aquí nuestro lema desde SEOM: En Oncología, cada avance se escribe con mayúsculas. Estos pequeños avances, considerados cada uno de ellos de manera aislada, podrían haber sido considerados de escasa relevancia, pero acumulados entre sí han llevado a cambiar en muchos casos de una manera notable el pronóstico y la calidad de vida de muchos pacientes.

Bibliografía

1. Informe SEOM y REDECAN. Las cifras del cáncer en España 2024.  

2. Paavonen J, Lancet 2007

3. FUTURE II Study Group. N Engl J Med 2007

4. Joura EA, N Engl J Med. 2015

5. Durham DP, Proc Natl Acad Sci U S A. 2016

6. Bailey HH, J Clin Oncol. 2016

7. Wheeler CM, VIVIANE Study Group. Lancet Infect Dis. 2016

8. Benard VB, JAMA Oncol. 2017

9. GM Thomas NEJM 1999

10. LBA8 A randomised phase III trial of induction chemotherapy followed by chemoradiation compared with chemoradiation alone in locally advanced cervical cancer: The GCIG INTERLACE trial McCormack, M. et al. Annals of Oncology, Volume 34, S1276.

11. LBA38 Pembrolizumab plus chemoradiotherapy for high-risk locally advanced cervical cancer: A randomized, double-blind, phase III ENGOT-cx11/GOG-3047/KEYNOTE-A18 study Lorusso, D. et al. Annals of Oncology, Volume 34, S1279 – S1280

12. Bonomi P. J Clin Oncol 1985

13. Moore DH et al. J Clin Oncol. 2004

14. Long HJ et al. J Clin Oncol. 2005

15. Monk BJ, et al. J Clin Oncol 2009

16. Kitagawa R. J Clin Oncol 2015

17. Tewari KS, Lancet. 2017

18. Tewari KS, N Engl J Med 2022

19. Colombo N, N Engl J Med 2021

20. Cancer Genome Atlas Research Network. Nature. 2017

icono pdf Nota de prensa

icono Infografía

Una década de jornadas en cáncer de mama hereditario: SOLTI, GEICAM y SEOM han reunido a un total de 1300 asistentes para dar a conocer los últimos avances a los especialistas implicados en el manejo de esta enfermedad

  • Mientras que el riesgo poblacional de desarrollar cáncer de mama está entre el 8-12%, las personas portadoras de una alteración patogénica hereditaria en los genes BRCA1 y BRCA2 tienen estimación de riesgo entre el 50-70%
  • Una de las innovaciones más significativas en este campo ha sido la incorporación de paneles genéticos a la práctica clínica: son análisis de múltiples genes a la vez, permitiendo ampliar el diagnóstico genético de esta susceptibilidad
  • El cáncer de mama hereditario ha servido de paradigma para el desarrollo de la oncología de precisión: mientras que hace 10 años no había terapias dirigidas, actualmente existen tratamientos específicos que disminuyen la mortalidad en cáncer de mama inicial
  • Los grupos de investigación en cáncer de mama SOLTI y GEICAM y la Sociedad Española de Oncología Médica han celebrado hoy la décima edición de su Jornada en Cáncer de Mama Hereditario reflexionando, junto a especialistas de referencia y pacientes, sobre la actualidad y evolución de esta patología oncológica en la última década

 Barcelona, 14 de marzo de 2024.- Los grupos de investigación en cáncer de mama SOLTI y el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama junto a La Sociedad Española de Oncología Médica han organizado la décima edición de la Jornada en Cáncer de Mama Hereditario, una reunión científica dedicada a formar los profesionales acerca de las últimas novedades en esta patología oncológica y que en su décima edición ha puesto especial foco en su evolución, tanto diagnóstica como terapéutica, durante la última década.

A lo largo de estos diez años, durante los que las distintas ediciones de la jornada han sumado un total de 1.300 asistentes, la iniciativa ha servido como foro para el intercambio de conocimientos, el debate de ideas y el impulso de nuevos enfoques en la comprensión y el manejo de esta enfermedad hereditaria. Así, se ha consolidado como un proyecto pionero en multidisciplinariedad por congregar a profesionales de distintas especialidades médicas implicadas en su manejo y por integrar también, durante los últimos años, la voz y visión de las pacientes en el programa.

De la mano de las doctoras Judith Balmaña, Raquel Andrés y Elena Aguirre, la jornada ha contado con la participación tanto de los principales especialistas nacionales en el tema como de sus asociaciones de pacientes.

La mayoría de los diagnósticos de cáncer de mama carecen de un factor hereditario, no obstante, se calcula que entre un 5-10% de todos los tumores malignos de mama son hereditarios. En estos casos, el tumor de mama es causado por alteraciones genéticas que se transmiten de generación en generación. Concretamente, la persona nace con una variante patogénica en un gen conocido por causar una predisposición hereditaria al cáncer de mama y tiene un 50% de probabilidad de transmitir el gen alterado a sus hijos o hijas[1].

Un 30% de los cánceres de mama familiares son causados por alteraciones en los genes BRCA1 y BRCA2 -genes de alto riesgo-, lo que significa que la persona portadora de esta alteración tiene un riesgo alto de desarrollar la enfermedad: mientras que la población general tiene un riesgo aproximado del 8%-12% de padecer cáncer de mama, las personas portadoras de una mutación en uno de estos dos genes tienen un riesgo estimado entre el 50 y el 70%.

Así, el cribado -test que se hace periódicamente en personas con alto riesgo de desarrollar cáncer-, que permite la detección temprana, resulta clave en el abordaje del cáncer de mama hereditario. En esta línea, la Dra. Raquel Andrés, miembro de la Junta Directiva de GEICAM y oncóloga médica del Hospital Clínico Univ. Lozano Blesa de Zaragoza, apunta: “en los últimos años, los progresos en la tecnología de Secuenciación de Nueva Generación (NGS, por sus siglas en inglés) han revolucionado el campo del análisis genético, permitiendo importantes avances en la comprensión y prevención del cáncer hereditario. Desde su introducción en 2005, la NGS se ha convertido en el estándar de oro en análisis genético gracias a su rapidez, sensibilidad y coste accesible. En la década de 2010, una de las innovaciones más significativas fue la incorporación de paneles genéticos a la práctica clínica: estudios genéticos múltiples dirigidos a fenotipos o tipos específicos de cáncer hereditario que permiten identificar mecanismos de susceptibilidad hereditaria hasta entonces desconocidos”.

Asimismo, hacia finales de la primera década de los 2000, se produjo un cambio paradigmático en la comprensión de la susceptibilidad hereditaria al cáncer: se descubrió el papel de las “variantes genéticas” que son comunes entre la población general -y que son conocidas como SNPs- y se demostró que pueden actuar como modificadores del riesgo de cáncer de mama. “Estos hallazgos han sido fundamentales en el desarrollo de modelos matemáticos, como las escalas de riesgo poligénico[2], que podrían explicar hasta la mitad del riesgo familiar de cáncer de mama. Es probable que, en el futuro, los criterios para el cribado mamográfico se basen en estas puntuaciones poligénicas en lugar de las franjas de edad utilizadas actualmente. Este enfoque personalizado podría mejorar la detección temprana y la prevención del cáncer de mama, permitiendo intervenciones más precisas y eficaces”, concluía la Dra. Andrés.

Además de optimizar el diagnóstico, “hace 10 años no había terapias dirigidas y actualmente existen tratamientos específicos que disminuyen la mortalidad en cáncer de mama inicial; los últimos 10 años han estado llenos de avances terapéuticos basados en tratamientos dirigidos frente a alteraciones germinales o somáticas[3].  Gracias a ello ha mejorado la eficacia y ha disminuido la toxicidad de los tratamientos que reciben las pacientes con cáncer de mama hereditario”, apuntaba la Dra. Balmaña, miembro del comité científico de SOLTI y oncóloga médica del Hospital Vall d’Hebron y VHIO de Barcelona, que añadía:

“Durante los últimos años hemos presenciado grandes avances terapéuticos,  como los estudios que demostraron que el tratamiento con quimioterapia basada en platinos (como cisplatino o carboplatino) eran más efectivos que algunos de los tratamientos convencionales (como los taxanos) en pacientes con cáncer de mama metastásico y variante patogénica en los genes BRCA1 y BRCA2, lo que permitió recuperar este fármaco clásico para prescribirlo, ahora, de una forma más personalizada en estas pacientes. Por otro lado, se ha avanzado mucho en el desarrollo de terapias dirigidas, como los inhibidores de PARP: estos fármacos tienen la capacidad de crear una sinergia con la deficiencia de reparación del ADN causada por las variantes patogénicas en los genes BRCA1 y BRCA2”.

Por otro lado, surge un reto adicional. Estos avances diagnósticos y terapéuticos han hecho que resulte necesario integrar las unidades de asesoramiento genético en cáncer dentro del proceso de toma de decisiones urgentes. Así, y como afirma la Dra. Elena Aguirre (Hospital Quirónsalud, Zaragoza): “las unidades y los hospitales han hecho frente a un cambio de paradigma en el que el asesoramiento clásico se ha convertido en un asesoramiento mucho más dinámico y mucho más rápido. Por ejemplo, se ha presenciado la incorporación de asesores genéticos en los comités de tumores donde se toman medidas a tiempo real sobre aquellas pruebas de seguimiento o aquellas medidas reductoras de riesgo o tratamientos sistémicos que se le pueden ofrecer a la paciente”. Además, el estudio genético se va incorporando a la lista de pruebas moleculares que se solicitan justo en el momento del diagnóstico del cáncer de mama, lo cual requiere la implicación del clínico solicitante.

Por último, y en relación con la importancia evolutiva del abordaje multidimensional del cáncer de mama hereditario, la Dra. Balmaña, concluía:

“El cáncer de mama hereditario ha servido de paradigma para el desarrollo de terapias dirigidas para pacientes con cáncer de mama germinal; ha servido para potenciar, por lo tanto, la indicación de este estudio genético con finalidad terapéutica y luego expandir el tratamiento a otras poblaciones con características similares. Y, además de estos beneficios en la enfermedad metastásica, más adelante, el estudio OlimpyA demostró que el inhibidor de PARP olaparib en el contexto adyuvante no solo mejora la supervivencia libre de enfermedad sino también la supervivencia global. Este tratamiento ha sido aceptado por las agencias reguladoras y actualmente es un fármaco que podemos administrar a nuestras pacientes”.


X Jornada en Cáncer de Mama Hereditario: una década uniendo fuerzas por el avance de esta patología oncológica

La X Jornada en Cáncer de Mama Hereditario supone la culminación de una década de trayectoria de esta iniciativa: un evento anual de referencia para profesionales de diversas disciplinas con interés compartido por el cáncer de mama hereditario surgido de la colaboración entre el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama y el grupo SOLTI, con la posterior incorporación de SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica).

Celebrada hoy en Barcelona y coordinada por la Dra. Judith Balmaña, la Dra. Raquel Andrés y la Dra. Elena Aguirre, la X Jornada en Cáncer de Mama Hereditario se ha desarrollado de la siguiente manera:

La primera mesa de la jornada ha repasado la evolución del cáncer de mama hereditario durante la última década. Moderada por el Dr. Iván Márquez (Hospital  Universitario Gregorio Marañón de Madrid y coordinador en ediciones anteriores de la jornada), este bloque ha contado con la participación de  la Dra. Raquel Andrés  que se ha centrado en cómo ha evolucionado el diagnóstico genético y clínico del cáncer de mama hereditario en los últimos 10 años; con la participación de la Dra. Judith Balmaña, que ha concretado cómo han evolucionado las opciones terapéuticas en cáncer de mama hereditario en la última década y con la intervención de la Dra. Elena Aguirre, que ha repasado la evolución que han experimentado las unidades de cáncer hereditario y el asesoramiento genético en cáncer de mama hereditario durante el mismo periodo temporal.

El segundo bloque de la jornada ha girado en torno a los factores de riesgo en el desarrollo del cáncer de mama y, moderado por la Dra. Teresa Ramon y Cajal (Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y coordinadora en ediciones anteriores de la jornada), ha contado con la visión de: la Dra. Ana María Rodríguez-Arana (Hospital Univ. Vall d´Hebron de Barcelona) sobre el valor pronóstico de la imagen desde su experiencia en radiología y del Dr. Miguel de la Hoya (Hospital Clínico San Carlos de Madrid) sobre el papel de los factores de riesgo genéticos en la probabilidad de desarrollar cáncer de mama.

Finalmente, la jornada ha culminado con dos conferencias adicionales: la primera “proyectos de investigación nacionales e internacionales en cáncer de mama hereditario” ha ido a cargo del Dr. Joan Brunet (Institut Català d‘Oncología de Barcelona) y la segunda, “aproximación estadística a los ensayos clínicos en cáncer de mama precoz: el caso del ensayo OlympiA”, ha sido protagonizada por Guillermo Villacampa (VHIO de Barcelona).

La X Jornada en Cáncer de Mama Hereditario, organizada por SOLTI, GEICAM y SEOM ha contado con la colaboración sin restricciones de AstraZeneca/MSD, Lilly, Gilead, Roche, Unilabs, Novartis, Pfizer, Healthincode, Longwood y Dr. Reddys.

Programa completo

 [1] https://rarediseases.info.nih.gov/espanol/13358/cancer-de-mama-hereditario

[2] Una "puntuación de riesgo poligénico" es una forma en que las personas pueden conocer su riesgo de desarrollar una enfermedad en función del número total de cambios relacionados con la enfermedad

[3] Una mutación germinal es aquella que se encuentra de origen en la célula reproductiva del progenitor/a y como luego da lugar al feto, se transmite a todas las células del cuerpo.Una mutación somática es la que ocurre de manera espontánea y aleatoria y que se puede dar en cualquiera de las células del cuerpo de modo que solo se hallará en las células que surjan de la división de esta.

 

X Jornada mama

icono pdf Nota de prensa

 

SEOM forma a los MIR en el control de síntomas y terapias de soporte, habilidades y valores básicos en el ejercicio de la oncología médica

  • Entre otros temas, se aborda el manejo de las urgencias oncológicas, dolor, toxicidades, situaciones especiales y complejas, otros síntomas frecuentes del cáncer y su tratamiento más allá del dolor, y el final de la vida del paciente oncológico.
  • También se han organizado cuatro talleres prácticos sobre comunicación y el manejo de situaciones complicadas con el paciente o el entorno familiar, la importancia de la primera impresión y siguientes, recursos formativos e informativos que pueden ser útiles al residente, y el manejo de accesos vasculares y dispositivos en el paciente oncológico.
  • Se celebran dos sesiones especiales sobre el cáncer en el séptimo arte y la influencia del género en el tratamiento del cáncer, y se presentan los tres mejores casos clínicos del 16º Concurso +MIR de Casos Clínicos para Residentes en Oncología Médica.

Valencia, 29 de febrero de 2024.-La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) capacita a los residentes de la especialidad (R1 y R2) en el manejo de síntomas y tratamientos de soporte, y en habilidades y valores fundamentales en el ejercicio de la Oncología Médica, y lo hace durante el XVIII Curso SEOM para Residentes sobre control de síntomas y terapias de soporte, una reunión científica que se está celebrando en Valencia del 29 de febrero al 1 de marzo con cerca de 200 asistentes y 38 ponentes, organizada por la Sección SEOM de Cuidados Continuos.  

El programa formativo ha sido desarrollado por los coordinadores científicos del Curso, la Dra. Yolanda Escobar, el Dr. Kevin Molina y la Dra. Marta Zafra, coordinadora y vocales, respectivamente, de la Sección SEOM de Cuidados Continuos.

El Dr. César A. Rodríguez, presidente de SEOM, subraya la importancia del Curso. “Durante estas jornadas, visibilizamos qué es y cómo se trabaja en la especialidad y damos una visión moderna de la verdadera Oncología Médica. El mensaje que queremos trasladar a los residentes es de optimismo, de la Oncología Médica como una especialidad moderna, integral, humana por un lado pero también tecnológica por otro. Queremos contagiarles lo apasionante que es para todos los que la ejercemos”.

Por su parte, la Dra. Escobar destaca el éxito que supone alcanzar la décimo octava edición y el interés que sigue suscitando en los R1 y R2. “Su asistencia masiva es la mejor explicación de su importancia”, apostilla. “En muchos casos –explica–, es la primera reunión científica a la que acuden los MIR con la expectativa de ser formados

en el control de síntomas, en las complicaciones de la enfermedad y en las toxicidades causadas por los tratamientos antineoplásicos, pero eso no es todo, pues siempre se incluyen actividades educativas respecto a la comunicación con los pacientes y sus familias así como al manejo de situaciones conflictivas o difíciles. Igualmente, se tratan los aspectos éticos de la práctica clínica y las perspectivas profesionales, así como el necesario y correcto uso de las redes sociales”.

Además de todo lo anterior –añade la Dra. Escobar–, “el Curso de Valencia es un lugar de encuentro entre compañeros y una oportunidad única para el establecimiento de lazos personales y profesionales que pueden durar para siempre. Los alumnos del pasado son los profesores actuales y su experiencia positiva se refleja en el cariño con que evocan aquel momento en que aprender juntos fue emocionante y placentero”.

Para el Dr. Molina, “se trata de un Curso básico para la correcta formación de los residentes de Oncología Médica. Permite crear una gran base de conocimiento sobre el manejo de síntomas y tratamiento de soporte en nuestros pacientes, herramientas que son indispensables en nuestro día a día para garantizar una buena atención e intentar preservar al máximo la calidad de vida de éstos”.

“Es una manera de introducir a los residentes pequeños (R1 y R2), que normalmente están rotando en servicios diferentes al suyo, en el manejo de los cuidados continuos en Oncología desde un punto de vista global e integral, con especial enfoque en el manejo de síntomas y terapias de soporte, lo que les va a facilitar la incorporación futura a la planta y a las guardias de Oncología”, añade la Dra. Zafra

Sesiones formativas y talleres

Entre los temas de las sesiones formativas, se profundizará en el manejo de las urgencias oncológicas, el dolor, las toxicidades, situaciones especiales y complejas, otros síntomas frecuentes del cáncer y su tratamiento más allá del dolor, y el final de la vida del paciente oncológico.   

Además, se celebrarán cuatro talleres prácticos sobre comunicación y el manejo de situaciones complicadas con el paciente o el entorno familiar, la importancia de la primera impresión y siguientes, recursos formativos e informativos útiles para los residentes, y el manejo de accesos vasculares y dispositivos en el paciente oncológico. Asimismo, tendrán lugar dos sesiones especiales sobre el cáncer en el séptimo arte y la influencia del género en el tratamiento del cáncer, y se presentarán los tres mejores casos clínicos del 16º Concurso +MIR de Casos Clínicos para Residentes en Oncología Médica.

“El programa está pensado para aportar la mayor información y formación posibles con todo el rigor científico pero también para enseñar habilidades y valores indispensables en el ejercicio de nuestra especialidad”, subraya la Dra. Escobar, quien explica que “el Curso de este año incorpora a su programa habitual algunas innovaciones, como una conferencia basada en la perspectiva de género y un taller sobre el manejo de los accesos vasculares y dispositivos en el paciente oncológico”.

Como actividad basada en el debate y la valoración de los propios alumnos, indica la Dra. Escobar, se ha añadido El cáncer en el séptimo arte: lo que el cine nos enseña, en la cual, a partir del visionado de distintas situaciones habituales en un contexto oncológico, los alumnos podrán explicar sus opiniones en un ambiente relajado y abierto.

“El Curso es variado y dinámico con sesiones formativas más teóricas que recorrerán multitud de temas importantes durante la evolución de la enfermedad oncológica de nuestros pacientes, desde aspectos clínicos a aspectos más éticos, y talleres más prácticos dirigidos a temas concretos que puedan despertar dudas en el día a día de los residentes”, explica el Dr. Molina.

A su juicio, dentro del programa formativo de este año, destacan dos sesiones especialmente interesantes por su enfoque. En la primera, El cáncer en el séptimo arte, trataremos de abordar diferentes aspectos relacionados con la Oncología a través de piezas cinematográficas, explorando cómo se reflejan a través de la mirada de otros. Y la segunda, La influencia del género en el tratamiento del cáncer, ahonda en un tema de radiante actualidad y sobre el cual debemos conocer la evidencia de la que disponemos para poder actuar consecuentemente. “Este tema puede resultar realmente interesante y crear mucho debate”, considera el Dr. Molina.

Por último, desde la Sección de Cuidados Continuos de SEOM, concluye la Dra. Escobar, “hemos trabajado en este Curso con gran ilusión, sabiendo que las expectativas son altas y que tenemos el reto de superarnos cada año”.

Puede seguir la conversación en redes sociales utilizando el hashtag #mirSEOM24.

XVIII_Foto_1

XVIII_Foto_2

icono pdf Nota de prensa

SEOM fomenta el liderazgo de los futuros oncólogos médicos

  • Se abordarán cuestiones esenciales y prácticas como los valores y técnicas esenciales en el liderazgo en Oncología, la ciencia y el arte de escribir abstracts, se realizará un taller sobre elevator pitch y se hablará sobre herramientas de comunicación tanto con el paciente como en el entorno profesional.
  • Los coordinadores científicos, el Dr. Ramon Colomer y la Dra. Elena Élez, destacan que estos aspectos, impulsados por SEOM, son esenciales para situar mejor laboralmente a los especialistas en el futuro.

Madrid, 1 de febrero de 2024.- Hoy y mañana se celebra en Madrid la segunda edición del Curso SEOM +MIR ‘Liderando el futuro’ que tiene como objetivo complementar la formación de los MIR de último año con materias que no se incluyen en el itinerario curricular oficial de la especialidad de Oncología Médica. Así, estructurado en diez bloques, en la primera jornada se abordarán cuestiones prácticas como, por ejemplo, los valores y técnicas esenciales en el liderazgo en Oncología, la ciencia y el arte de escribir abstracts y se realizará un taller sobre elevator pitch.

Además, en el curso se dedicará una mesa a la ‘Puesta en valor de la formación y experiencia para la práctica clínica e investigacional’ que contará con ponencias que tratarán desde la elaboración del curriculum vitae: from cold to hot o el papel del mentor científico en el desarrollo profesional. Además, en el programa están incluidas otras cuestiones de gran interés como la innovación y cambio a través de las redes sociales y la comunicación digital o la negociación en el ámbito profesional y asistencial.

En la jornada de mañana viernes se hablará sobre herramientas de comunicación tanto con el paciente como en el entorno profesional y sobre cómo mejorar las habilidades de comunicación. ‘Trabajar en sociedades científicas: la relevancia para el oncólogo y el paciente’ y ‘Las alternativas del oncólogo. Empleo de precisión: identifica tu pathway’ son los temas que cerrarán el curso junto con la mesa de conclusiones finales.

“Con este Curso, SEOM complementa la formación de la Residencia MIR con temas que no se tratan en el período de formación, y que son fundamentales en el desempeño de la Medicina. Son aspectos innovadores que hemos detectado que contribuyen a situar mejor la especialidad para las futuras generaciones de oncólogos médicos”, resalta el Dr. Ramon Colomer, profesor titular de la Universidad Autónoma de Madrid, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario La Princesa, director del Máster SEOM y uno de los coordinadores científicos de este Curso.

En esta línea, la Dra. Elena Élez, oncóloga médica en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona y coordinadora científica del Curso, hace hincapié en que “esta segunda edición del curso +MIR ‘Liderando el futuro’, organizado desde SEOM, tiene como objetivo focalizarse en la última etapa de la Residencia de modo que ayude a entender y orientar los siguientes pasos en la trayectoria profesional futura”.

Además, llama la atención sobre el hecho de que “la Oncología Médica es una especialidad que reviste cada vez más complejidad por la gran relevancia de la investigación, ensayos clínicos, biología molecular, etc. lo que ha hecho que exista una subespecialización al terminar la Residencia ya no sólo en cuanto a patología sino también en cuanto al tipo de tareas y áreas profesionales”. Pero hace hincapié en que “nunca hay que perder de vista lo fundamental de nuestra especialidad que es la atención centrada en el paciente y su entorno y el trabajo en equipo; las distintas sesiones que se desarrollarán durante el curso siempre van a tener este trasfondo y por este motivo, todas las presentaciones y talleres serán impartidos por profesionales que destacan no sólo por su experiencia clínica y científica sino por su capacidad comunicadora y calidez humana”.

Todas estas habilidades y competencias que se adquirirán con el curso “además de ayudar a la orientación laboral futura e integrar conocimientos permitirá al participante establecer una oportunidad de networking entre compañeros y líderes de patología además de entender el valor de trabajar en red y dentro de las sociedades científicas”, concluye el Dr. Colomer.

Foto grupo 1

foto grupo 2

icono pdf Nota de Prensa

El ejercicio físico reduce hasta un 30% el riesgo de muchos cánceres

  • En 2024 se registrarán 286.664 nuevos casos de cáncer, un 2,6% más que en 2023
  • A través del movimiento “Ejercicio contra el cáncer”, presentado en Movistar Academy Magariños, pabellón del Club de Baloncesto Estudiantes, SEOM quiere concienciar a la población del valor del ejercicio físico en todas las etapas del cáncer, desde la prevención, durante el tratamiento y en los largos supervivientes.
  • El ejercicio físico puede reducir hasta un 30% el riesgo de cáncer de mama, colon, vejiga urinaria, endometrio, esófago y estómago, y en casi el 20% el riesgo de mortalidad específica por cáncer.
  • Los cánceres más diagnosticados en España en 2024 serán, como el año anterior, el cáncer colorrectal, de mama, pulmón, próstata y vejiga urinaria. En hombres, serán mayoritarios los cánceres de próstata, colorrectal y pulmón, y en mujeres, los de mama, colorrectal y pulmón.
  • Descienden los casos de cáncer de pulmón y vejiga urinaria en hombres debido a la reducción del consumo de tabaco, sin embargo en mujeres la incidencia de cáncer de pulmón en 2024 casi se triplica respecto a 2003.
  • En los últimos años, se observa un incremento en la incidencia del cáncer de mama en mujeres, del cáncer de colon en hombres, y de los cánceres de páncreas, riñón, tiroides y linfomas no hodgkinianos en ambos sexos.
  • La supervivencia de los pacientes con cáncer de España es similar a la de los países de nuestro entorno. Se estima que se ha duplicado en los últimos 40 años y es probable que continúe aumentando en los próximos años gracias a los nuevos tratamientos y a una mayor implantación de los cribados.
  • Tabaco, alcohol y obesidad continúan siendo los factores de riesgo más importantes y evitables relacionados con el cáncer.

Madrid, 29 de enero de 2024.- El ejercicio físico puede reducir hasta un 30% el riesgo de cáncer de mama, colon, vejiga urinaria, endometrio, esófago y estómago, y casi el 20% el riesgo de mortalidad específica por cáncer. Los datos más sólidos hasta la fecha se centran en cáncer de mama y cáncer colorrectal, pero este beneficio se extiende a otros tumores como el cáncer de próstata y pulmón. Además, el ejercicio físico ha demostrado mejorar la calidad de vida y disminuir los efectos secundarios derivados de los tratamientos, al aumentar la capacidad cardiorrespiratoria de los pacientes y reducir la fatiga, y mejorar la percepción de su salud.  

“El ejercicio físico es un pilar fundamental en el estilo de vida saludable, y existe evidencia consistente sobre la asociación entre el ejercicio físico y la reducción en la incidencia y mortalidad por cáncer. A pesar de estar bien documentados los beneficios del ejercicio físico, pocos pacientes con cáncer se mantienen físicamente activos por la falta de información por parte de los profesionales sanitarios, y las reticencias de los pacientes debido a los efectos secundarios, al miedo a nuevos efectos adversos, a la falta de motivación o a las dificultades en el acceso al ejercicio”, ha subrayado el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Dr. César A. Rodríguez, durante la presentación en rueda de prensa, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer el 4 de febrero, del informe Las cifras del cáncer en España 2024, elaborado por SEOM y la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), y el movimiento social SEOM Ejercicio contra el cáncer.

A través de este movimiento, que se ha presentado en el Movistar Academy Magariños, pabellón del Club de Baloncesto Estudiantes, SEOM quiere concienciar a la población del valor del ejercicio físico en todas las etapas del cáncer, desde la prevención, durante el tratamiento y en los largos supervivientes, y es que en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), sólo el 37,7% de la población adulta realiza actividad física regular mientras que el 27,4% de la población se declara sedentaria.

SEOM, a través de su Grupo de Trabajo de Ejercicio y Cáncer, está trabajando para revertir la situación y con el movimiento social Ejercicio contra el cáncer quiere lograr una mayor concienciación por parte de los pacientes y de los profesionales sanitarios sobre la importancia de mantenerse físicamente activos. “Realizar ejercicio físico es seguro durante todas las etapas asistenciales del cáncer, incluso durante los tratamientos activos como la quimioterapia, ya que se asocia con una mejor tolerancia a los mismos, e incluso podría aumentar las respuestas”, apunta el Dr. Rodríguez.

Ejercicio contra el cáncer es un movimiento para concienciar a la sociedad de que la prevención del cáncer empieza con sólo 30 minutos de ejercicio físico al día. Distintos estudios indican que la actividad física diaria ayuda a controlar el peso, mejora la regulación hormonal, fortalece el sistema inmune, y reduce la inflamación, los niveles de azúcar en sangre y la resistencia a la insulina. Y, en pacientes con cáncer, el ejercicio físico puede ser útil en la reducción del cansancio y la depresión, además de influir positivamente en la eficacia de los tratamientos, aumentando las respuestas o reduciendo recaídas. Por lo tanto, ayuda en la recuperación”, añade la Dra. Blanca Herrero, coordinadora del Grupo de Trabajo de Ejercicio y Cáncer de SEOM.

Y la propia Dra. Herrero, oncóloga médico del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, protagoniza el spot, realizado por SEOM y presentado hoy, del movimiento “Ejercicio contra el cáncer”, en el que aparece en su consulta prescribiendo ejercicio físico a una de sus pacientes con cáncer.  

“A la hora de prescribir ejercicio físico a los pacientes con cáncer –indica el Dr. Rodríguez–, es esencial una adecuada valoración de su situación basal, y de las comorbilidades, tratamientos, síntomas y aspectos socioculturales de cada paciente”. Por ello, SEOM ha elaborado el documento de posicionamiento “Ejercicio en los pacientes con cáncer: niveles asistenciales y circuitos de derivación”, que ya está disponible para consulta de los profesionales sanitarios, además de sendas infografías para profesionales y pacientes.

Incidencia

Según el informe Las cifras del cáncer en España 2024, elaborado por SEOM y REDECAN, el número de cánceres diagnosticados en nuestro país durante el año 2024 alcanzará los 286.664 casos, lo que supone un ligero incremento del 2,6% respecto a 2023 con 279.260 casos. Al igual que se espera un incremento de la incidencia del cáncer a nivel mundial, en España se estima que en 2040 la incidencia alcance los 341.000 casos.  

El informe Las cifras del cáncer en España 2024 aporta los últimos datos disponibles suministrados tanto por REDECAN para la incidencia, la prevalencia y la supervivencia en España, y el Instituto Nacional de Estadística (INE) para la mortalidad en España, como por el Global Cancer Observatory (CGO) de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para diversos indicadores a nivel mundial.

Los cánceres más frecuentemente diagnosticados en España en 2024 serán, según recoge el informe, los de colon y recto (44.294 nuevos casos), mama (36.395), pulmón (32.768), próstata (30.316) y vejiga urinaria (22.097). Muy por detrás se encuentran los linfomas no hodgkinianos (10.706), el cáncer de páncreas (9.986), el cáncer de riñón (9.208), el melanoma maligno cutáneo (7.881), los cánceres de cavidad oral y faringe (7.603), y los cánceres de cuerpo uterino (7.305), estómago (6.868) e hígado (6.856).

Por sexo, en los hombres, al igual que en 2023, serán mayoritarios los de próstata (30.316), colon y recto (27.009), pulmón (22.483) y vejiga urinaria (18.247). Y, en las mujeres, los de mama (36.395) y los de colon y recto (17.285). En este último colectivo el cáncer de pulmón (10.285) se mantiene como tercer tumor más incidente desde 2019 por el aumento del consumo de tabaco en el mismo a partir de los años 70.

“Cabe destacar que en las últimas décadas, el número absoluto de cánceres diagnosticados en España se ha incrementado por varias causas: el aumento poblacional (en 1990 la población española era de unos 38.850.000 habitantes y en 2022 de 47.435.597); el envejecimiento de la población (la edad es un factor de riesgo fundamental en el desarrollo del cáncer); la exposición a factores de riesgo, como el tabaco, el alcohol, la contaminación, la obesidad o el sedentarismo, y, la detección precoz en algunos tipos de cáncer como el colorrectal, los de mama, cérvix o próstata”, explica el Dr. Jaume Galceran, presidente de REDECAN.

Además, se aprecia un claro descenso de cáncer de pulmón y vejiga urinaria en hombres debido a la reducción del hábito tabáquico, mientras que en mujeres la incidencia de cáncer de pulmón casi se triplica en 2024 respecto a 2003. Pese a todo, y según datos del INE, el consumo de tabaco en 2022 continuaba siendo superior en hombres que en mujeres, con un 20,2% de fumadores diarios entre los varones y un 13,9% entre las mujeres, aunque se objetiva una tendencia a la baja con respecto a años previos. Por ello, junto con el periodo de latencia entre la exposición al tabaco y la aparición del tumor, las incidencias de los cánceres relacionados con el tabaco son todavía muy superiores en los hombres. Sin embargo, es muy probable que la incidencia de estos cánceres en las mujeres siga incrementándose en los próximos años.

En los últimos años, se observa un incremento constante en las tasas de incidencia del cáncer de mama en mujeres, del cáncer de colon en hombres, y de los cánceres de páncreas, riñón, tiroides y linfomas no hodgkinianos en ambos sexos. En el caso del cáncer de tiroides, la causa más importante del incremento es, probablemente, el sobrediagnóstico.  

A nivel mundial, se estima una prevalencia de cáncer a cinco años del diagnóstico de más de 44 millones, siendo los cánceres más prevalentes el cáncer de mama, el cáncer colorrectal y los cánceres de próstata, pulmón y tiroides. En 2020, los cánceres más prevalentes en hombres en España eran el de próstata (259.788), vejiga urinaria (149.795) y colon (126.241), mientras que en mujeres, el de mama (516.827), colon (100.933) y cuerpo uterino (83.099).

Factores de riesgo

Tabaco, alcohol y obesidad continúan siendo algunos de los factores de riesgo más importantes y evitables relacionados con el cáncer. Según datos publicados por la OMS en su Informe Mundial del Cáncer 2014, alrededor de 1/3 de las muertes por cáncer son debidas al tabaco, las infecciones, el alcohol, el sedentarismo y las dietas inadecuadas (insuficiente cantidad de fruta y verdura).

El tabaco es con diferencia el factor de riesgo responsable de un mayor número de cánceres, siendo responsable de más del 90% de los casos de cáncer de pulmón, y siendo un agente causal fundamental en multitud de otros cánceres, como los de cabeza y cuello, vejiga urinaria, riñón, esófago, páncreas, estómago, colon y recto, entre otros. A pesar de ello, según el INE, en 2022 en España el 17% de la población fumó a diario (20,2% y 13,9% de los hombres y mujeres, respectivamente). Preocupa, asimismo, el uso de cigarrillos electrónicos y vapeadores, especialmente entre la población joven.

Respecto al alcohol, no existe un nivel seguro de consumo de alcohol, ya que el riesgo de cáncer aumenta incluso con consumos bajos, y además es importante tener en cuenta el efecto sinérgico que se produce con el hábito tabáquico, multiplicando hasta por 30 el riesgo de ciertos tumores.   

En cuanto a la obesidad, se posiciona como segundo factor de riesgo responsable de más cánceres en Estados Unidos, y se asocia al menos con nueve tipos de cáncer como el de mama, endometrio, colon, renal, vesícula biliar y páncreas, entre otros. Aunque en España las cifras de obesidad aún se alejan de las de Estados Unidos, en 2022 la obesidad afectaba al 13,7% de la población adulta y el sobrepeso al 33,6%. Es especialmente preocupante el aumento de la obesidad infantil, con cifras de sobrepeso y obesidad infantil cercanas al 30%. Además, según el INE, el consumo de frutas y verduras se ha reducido desde 2017 en nuestro país.  

Respecto a los agentes infecciosos relacionados con el cáncer, existen diez clasificados como carcinógenos por la IARC (Helicobacter pylori, virus de la hepatitis B, virus de la hepatitis C, papilomavirus-serotipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58 y 59, virus Epstein-Barr, virus herpes tipo 8 o herpes virus asociado al sarcoma de Kaposi, HTLV-1, Opisthrochis viverrini, Clonorchis sinensis y Schistomsoma haematobium), con un impacto máximo en los países en vías de desarrollo en los que llegan a ser responsables de un 25% de los tumores.

Supervivencia

En cuanto a la supervivencia neta a cinco años del diagnóstico de los pacientes diagnosticados entre 2008-2013, en España fue de 55,3% en los hombres y de 61,7% en las mujeres. Esta diferencia se debe probablemente a que determinados tumores son más frecuentes en un sexo que en otro, ya que las diferencias más importantes en supervivencia se deben al tipo tumoral (junto con el estadio al diagnóstico).

Así, en los hombres, la supervivencia neta estandarizada por edad fue del 90% en los cánceres de próstata y de testículo y de 86% en el de tiroides, mientras que fue del 7% en el cáncer de páncreas, del 12% en el de pulmón, del 13% en el de esófago y del 18% en el de hígado. En las mujeres, el cáncer de tiroides tuvo una supervivencia neta de 93%, el melanoma cutáneo del 89%, y el cáncer de mama del 86%, mientras que en el cáncer de páncreas fue del 10%, en los de hígado y esófago del 16% y en el de pulmón del 18%.

“La supervivencia de los pacientes con cáncer de España es similar a la de los países de nuestro entorno. Se estima que se ha duplicado en los últimos 40 años y es probable que, aunque lentamente, continúe aumentando en los próximos años relacionado con la aplicación de nuevos tratamientos y una mayor implantación del cribado, por ejemplo, del cáncer colorrectal en los últimos años”, ha señalado el presidente de SEOM.

Mortalidad

Respecto a la mortalidad por cáncer a nivel mundial, al igual que con la incidencia, se espera un incremento en los próximos años. En concreto se baraja la cifra de más de 16 millones de personas en 2040. En España, en concreto pasará de 113.000 en 2020 a más de 150.000 en 2040.

Los cánceres responsables del mayor número de fallecimientos a nivel mundial fueron el de pulmón (18,2% del total de muertes por cáncer), el colorrectal (9,5%), el hepático (8,4%), el de estómago (7,8%) y el de mama (6,9%). En España el INE ha publicado los datos de mortalidad del año 2022 con 464.417 defunciones, casi 14.000 más que en el año anterior. Un año más, los tumores fueron responsables de casi un cuarto de las muertes en España (24,7% de los fallecimientos, 114.828), sólo por detrás de las enfermedades del sistema circulatorio (26,1% de las muertes, 121.341). El número de muertes por cáncer ha seguido incrementándose en estos últimos años, con casi 1.200 muertes más por cáncer en España que en el año 2021.

En los hombres, los tumores han seguido siendo la principal causa de mortalidad en España en 2022 (29%, 67.911), por delante de las enfermedades cardiovasculares (24,4%, 57.183) y respiratorias (10,2%, 23.835). Sin embargo, en las mujeres, las enfermedades cardiovasculares fueron la principal causa de mortalidad (27,9%, 64.158), seguidas de los tumores (20,4%, 46.917) y las enfermedades respiratorias (8,1%, 18.588).

Entre los fallecimientos por tumor, las causas más frecuentes en España en 2022, como en años anteriores, se encuentran los cánceres de pulmón, colon, páncreas, mama y próstata. En el caso de los hombres en España en 2022, de nuevo el cáncer de pulmón fue el responsable de un mayor número de muertes, seguido por los cánceres de colon, próstata, páncreas, tumores hepáticos y de vías biliares y vejiga urinaria. En las mujeres, el cáncer de mama fue el tumor responsable de una mayor mortalidad, seguido por los de pulmón, colon y páncreas.

El incremento global de muertes por cáncer en 2022 ha sido a expensas de un incremento de los fallecimientos por cáncer en las mujeres, con 1.000 fallecimientos más en este año con respecto a 2021. A pesar de este incremento absoluto en el número de muertes por cáncer en 2022, de forma general, la mortalidad por cáncer en España ha experimentado un fuerte descenso en las últimas décadas, aunque este descenso no es uniforme en todos los tumores ni por sexo. Estas tendencias reflejan las mejoras en la supervivencia de los pacientes con tumores debido a las actividades preventivas, las campañas de diagnóstico precoz, los avances terapéuticos, y, en hombres, la disminución de la prevalencia del tabaquismo. Otros cambios, como el aumento de cáncer de pulmón atribuible a la contaminación, los tratamientos para el virus de la hepatitis, etc., tardarán en evidenciarse.

Consulta el informe completo Las cifras del cáncer en España 2024, el spot de lanzamiento del movimiento SEOM Ejercicio contra el cáncer, el documento de posicionamiento Ejercicio en los pacientes con cáncer: niveles asistenciales y circuitos de derivación, y las infografías para profesionales sanitarios y para pacientes.  

Para seguir la conversación en redes sociales puedes utilizar los hashtags: #EjercicioVsCáncer y #DMCáncer24.

icono pdf Nota de Prensa

SEOM convoca el 20.º premio de periodismo para contribuir a difundir mensajes rigurosos y fomentar todos los aspectos relacionados con la prevención

  • El plazo para el envío de trabajos a través de una plataforma digital habilitada finaliza el próximo 30 de junio de 2024 en las dos categorías establecidas: prensa escrita y digital, y medios
  • Los autores deberán enviar sus trabajos publicados entre 12 de junio de 2023 y el 30 de junio de 2024.

Con el objetivo de premiar la labor divulgativa de los medios de comunicación y su contribución a la difusión de mensajes realistas, rigurosos y positivos relacionados con el cáncer, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), con la colaboración de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), ha convocado la 20.ª edición del Premio de Periodismo. Los profesionales de los medios de comunicación que deseen concurrir pueden enviar sus trabajos publicados o difundidos entre el 12 de junio de 2023 y el 30 de junio de 2024. Las dos categorías establecidas son prensa escrita y digital, y medios audiovisuales. El plazo de recepción de trabajos finalizará el próximo 30 de junio de 2024.

En la presente edición el jurado, presidido por el presidente de SEOM, Dr. César A. Rodríguez, y compuesto por la secretaría científica, un socio, una personalidad pública relevante y un representante de ANIS, valorará los trabajos que más contribuyan a la desmitificación del cáncer como enfermedad terminal, más promulguen la no estigmatización de la palabra cáncer, más difundan la importancia de la prevención, y más divulguen la labor de la Oncología Médica española y la importancia de los avances.

“El fomento de la investigación, la Medicina de Precisión, la calidad asistencial, la equidad en el acceso a los fármacos, la formación de los profesionales y los resultados en salud son nuestras prioridades en este año 2024”, asegura el Dr. César A. Rodríguez, presidente de SEOM quien resalta que, “como área destacada pondremos especial énfasis en los beneficios del ejercicio físico antes, durante y después del cáncer con campañas de impacto y visibilidad social que refuercen este mensaje a partir de la conmemoración del Día Mundial del Cáncer”.

“Los medios de comunicación son esenciales para transmitir a la sociedad la información que generamos en todas estas áreas, basada en el rigor científico”, indica el Dr. Rodríguez. Y, subraya su disponibilidad y la de todos los oncólogos médicos “a colaborar siempre con los profesionales de la información, altavoces imprescindibles, para seguir trabajando con, para y por los pacientes en ámbitos tan necesarios como la prevención primaria, secundaria y terciaria”, añade el presidente de SEOM.

Para concurrir a las dos categorías de prensa escrita y digital, y medios audiovisuales, dotadas cada una con un premio de 3.000 euros, podrán optar el autor o autores de todos los artículos, reportajes y crónicas publicados en la prensa escrita y digital, tanto general como especializada, o emitidos en radio, televisión e internet de todo el territorio nacional.

SEOM tiene habilitada una plataforma digital para el envío de los trabajos candidatos a través de www.seom.org. Para poder optar al premio, tanto la prensa escrita y digital como los medios audiovisuales subirán una copia del trabajo candidato a dicha plataforma. Puede acceder a ella desde este botón.

Los premios se entregarán en el marco del Congreso SEOM2024, durante el acto de entrega de las Becas SEOM 2024 que se celebrará el próximo 17 de octubre en Madrid. El fallo del jurado se hará público con anterioridad.

Acceda a las bases de participación del 20.º Premio de Periodismo SEOM.

icono pdf Nota de Prensa

Gracias a la investigación seguimos mejorando el pronóstico de las pacientes con cáncer de mama

  • En España en el año 2023 se diagnosticarán 35.000 nuevos casos de cáncer de mama.
  • La incorporación de nuevos fármacos al tratamiento del cáncer de mama mejora la supervivencia de las pacientes con los 3 subtipos fundamentales de cáncer de mama.
  • Los conjugados anticuerpo-fármaco (ADC) han irrumpido con fuerza en el tratamiento del cáncer de mama, al demostrar importantes beneficios en la supervivencia de nuestros pacientes.
  • Se afianza el valor de la inmunoterapia en cáncer de mama triple negativo, tanto en la enfermedad avanzada como en los tumores localizados.
  • Avanzamos hacia la medicina de precisión en cáncer de mama, siendo precisos cada día más biomarcadores para poder tratar de forma óptima a nuestras pacientes.

Madrid, 19 de octubre de 2023.- El cáncer de mama es el tumor más frecuentemente diagnosticado en la mujer. Se estima que 1 de cada 8 mujeres lo padecerá, y que en 2023 se diagnosticarán en España unos 35.000 casos y fallecerán unas 6.000 mujeres por cáncer de mama. Sin embargo, la investigación en cáncer de mama ha logrado grandes avances en las últimas décadas, incrementando las curaciones, prolongando la supervivencia de las pacientes con cáncer avanzado, y mejorando su calidad de vida. En estos últimos años hemos vivido un cambio de paradigma en el tratamiento de las pacientes con cáncer de mama, en los tres grandes subgrupos de cáncer de mama.

En el marco de la campaña de comunicación En Oncología cada AVANCE se escribe en Mayúsculas, SEOM da a conocer la evolución y los avances médicos que se han sucedido en estas últimas décadas en el tratamiento de los diferentes tumores, en este caso, del cáncer de mama, coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer de Mama que se celebra cada 19 de octubre.

Cáncer de mama HER2-positivo

En estos últimos años hemos vivido el desarrollo de un grupo de fármacos, los conjugados anticuerpo-fármaco (ADC), en los que anticuerpos dirigidos frente a proteínas del tumor están unidos a un fármaco citotóxico, que es liberado dentro de la célula tumoral de forma selectiva. Entre ellos destaca trastuzumab deruxtecan, protagonista indiscutible de estos últimos años, al demostrar beneficios de gran magnitud en pacientes con cáncer de mama HER2-positivo avanzado en comparación con los tratamientos disponibles hasta la fecha. Los avances en este subtipo tumoral no se limitan a trastuzumab deruxtecan, ya que se suma tucatinib, un nuevo fármaco con gran actividad a nivel del sistema nervioso central, lugar frecuente de metástasis en este grupo de pacientes. Estos fármacos se unen a fármacos muy activos desarrollados previamente, como trastuzumab, pertuzumab o TDM-1, responsables de cambiar el pronóstico de estas pacientes. Hace dos décadas, estos tumores eran considerados los de peor pronóstico, y en el momento actual, muchas pacientes logran largas supervivencias gracias a los fármacos desarrollados.

Cáncer de mama triple negativo

En cáncer de mama triple negativo, se consolida la inmunoterapia en primera línea de tratamiento entre las pacientes cuyo tumor expresa PD-L1, y sacituzumab-govitecan, un nuevo ADC, demuestra mejorar la supervivencia, un hito en estas pacientes de especial mal pronóstico. En las pacientes con cáncer de mama triple negativo precoz, se ha rediseñado el algoritmo terapéutica al irrumpir la inmunoterapia. Pembrolizumab, en combinación con la quimioterapia pre-quirúrgica, aumenta las respuestas completas patológicas y sobre todo, reduce de forma significativa las recidivas. En las pacientes con mutación en BRCA1/2 de alto riesgo, el tratamiento con olaparib durante un año ha demostrado disminuir la mortalidad en estas pacientes, y se ha incorporado asimismo al algoritmo terapéutico.

Cáncer de mama luminal

En cáncer de mama luminal, el más frecuente, se consolida el papel de los inhibidores de CDK4/6 (palbociclib, ribociclib y abemaciclib) junto con la hormonoterapia en el tratamiento de las pacientes con enfermedad avanzada. Se han desarrollado nuevos fármacos para revertir la resistencia que inevitablemente se produce, como el alpelisib para las pacientes cuyo tumor tiene mutación en PI3K, y más recientemente capivasertib. Se están desarrollando nuevos fármacos de hormonoterapia, los degradadores selectivos del receptor de estrógenos (SERD), como elacestrant, especialmente activos en un subgrupo de pacientes cuyo tumor se había vuelto resistente a la hormonoterapia, y los PROTAC. Estos avances están contribuyendo a mejorar la supervivencia de las pacientes, además de mejorar su calidad de vida, al permitir retrasar el inicio de la quimioterapia.

Por otro lado, los ADC también han irrumpido en el algoritmo terapéutico del cáncer de mama luminal avanzado, con un beneficio significativo con trastuzumab deruxtecan en pacientes con expresión baja de HER2 (HER2-low), pacientes que hasta ahora no se habían beneficiado de fármacos dirigidos frente al HER2. Sacituzumab govitecan ha demostrado, asimismo, mejorar la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama avanzado luminal.  

En la enfermedad localizada, seguimos avanzando en el ajuste de los tratamientos en función del riesgo. Por un lado, en pacientes de alto riesgo se ha demostrado un beneficio de abemaciclib para prevenir las recidivas, y, más recientemente, se han comunicado datos prometedores con ribociclib. Por el contrario, las plataformas genómicas nos siguen ayudando a desescalar quimioterapias innecesarias en pacientes con tumores luminales, y, por ejemplo, a identificar a pacientes que a pesar de tener afectación ganglionar puedan omitir de forma segura la quimioterapia.

Es preciso recalcar este año los resultados del estudio POSITIVE, en el que se objetiva que la interrupción temporal de la hormonoterapia en pacientes con cáncer de mama luminal con el fin de buscar un embarazo no se asocia con un mayor riesgo de recaída del cáncer de mama, avalando la seguridad de un embarazo tras el cáncer de mama. Estos resultados son de gran relevancia para todas aquellas pacientes que no han cumplido sus deseos de maternidad al diagnóstico.

Medicina de precisión

Avanzamos hacia la medicina de precisión en cáncer de mama, siendo cada día son necesarios más biomarcadores para poder seleccionar el tratamiento óptimo para nuestras pacientes (PD-L1, BRCA, PI3K, ESR1).

Conclusiones

No hay duda de que estamos viviendo unos años de grandes avances en el tratamiento del cáncer de mama, logrando que cada vez nuestras pacientes vivan más y mejor. Sin embargo, todavía fallecen unas 6.000 mujeres al año por esta enfermedad, dejando constancia de todo lo que nos queda por hacer. Para ello es necesario seguir investigando, con el fin de mejorar el pronóstico y calidad de vida de nuestras pacientes.

icono pdf Nota de prensa