• Inicio
  • Noticias
  • Noticias
  • La nueva guía ASCO 2018 de neutropenia febril recomienda el uso del modelo CISNE elaborado por la Sección de Cuidados Continuos de SEOM

La nueva guía ASCO 2018 de neutropenia febril recomienda el uso del modelo CISNE elaborado por la Sección de Cuidados Continuos de SEOM

La Sección SEOM de Cuidados Continuos desarrolló en 2015-2016 una herramienta denominada Clinical Index of Stable Febrile Neutropenia (CISNE) para la predicción de complicaciones en pacientes con neutropenia febril aparentemente estable (proyecto FINITE). Para ello, se reclutaron de forma prospectiva pacientes en diversos hospitales de España y se validó en una muestra externa de pacientes del Hospital de Salamanca.

Ahora, la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) y la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (IDSA) han publicado de forma conjunta una guía de práctica clínica actualizada sobre neutropenia febril, y en ella recomiendan el uso de CISNE como herramienta adicional para determinar el riesgo de complicaciones de estos pacientes.

Los motivos para recomendar el uso de CISNE han sido:

  1. El bajo riesgo de sesgo según criterios “Quality in Prognostic Studies tool”,
  2. La mayor precisión de CISNE en su ámbito de aplicación con respecto al resto de escalas actualmente validadas (MASCC y Talcott).

Recordamos que CISNE sólo debe usarse en pacientes con tumores sólidos y neutropenia febril aparentemente estable, siempre en combinación con el resto del “gelstat” clínico de los episodios, y con el único objetivo de mejorar la seguridad en la toma de decisiones, retrasando el posible manejo ambulatorio hasta que la estabilidad clínica aparente se haya confirmado como real.

Guía ASCO / IDSA 2018

Item
Item

LEGAL

Aviso legal
Política de cookies
Política de privacidad